10 frutas para el verano – Belleza

[ad_1]

Con la llegada del verano destacamos las frutas de temporada que garantizan muchos de los nutrientes que requiere la estación más calurosa del año, frutas refrescantes llenas de vitaminas, minerales y antioxidantes. Sale el sol, y la naturaleza vuelve las cerezas, melones, arándanos y fresas.
De acuerdo con los principios de la agricultura ecológica, la recolección de la fruta debe respetar el ciclo natural de su producción, ya que cuando se cosechaban en el momento adecuado, los frutos aportan los nutrientes necesarios para el organismo en ese momento, y también conservan la diversidad del suelo y de las plantas. . Según Miguel Monteiro, responsable de la red de Brio, “las frutas de verano se pueden utilizar en recetas creativas que satisfacen completamente el «apetito codicioso» sin recurrir a un postre alto en calorías. Las alternativas pueden ser una barra de granola con frambuesa, un crumble de arándanos o un delicioso yogur con granola y albaricoque». Brio también sugiere la incorporación de estas frutas en recetas saladas y ensaladas.

De la variada selección de frutas frescas de verano, destacamos diez:

albaricoque – Fuente de fibra, betacaroteno (provitamina A) y vitamina C, el albaricoque es un alimento que reduce el nivel de colesterol. Es un buen ingrediente para realizar todo tipo de dulces.

ciruela roja – Fruta rica en potasio, vitamina A y E. El contenido en azúcar de las ciruelas varía según la variedad (¡hay cientos!). La ciruela, como nuez, es aún más energética. Es una buena opción para postres, pasteles y mermeladas.

Cereza – Fruta rica en antioxidantes y con un buen contenido en fibra, calcio, hierro y vitaminas A, B y C. Al contener mucha agua, la cereza es un diurético y al contener mucha fibra, contribuye a la correcta funcionamiento del intestino. Combina con chocolate y es ideal para utilizar en pasteles, gratinados o con caza o aves de corral.

Fig – Fuente de fibra y potasio, el higo es una fruta muy energética ya que es rica en azúcar. Los higos secos son una buena fuente de calcio. Al ser muy dulce, combina bien con ingredientes salados y puede hacer entrantes sabrosos.

Frambuesa – Es uno de los alimentos vegetales con mayor contenido en fibra. Una fuente de vitamina C, calcio, potasio, magnesio, hierro, frambuesa también es rica en antioxidantes. Es fantástico para consumirlo en estado natural, de postre, en bebidas o en salsa para acompañar carnes.

melón y melón – Frutas ricas en agua y por tanto muy hidratantes. A pesar del sabor dulce, el melón y el melón son bajos en azúcar. También son fuente de vitamina C, provitamina A, potasio, magnesio, fibra, tienen un bajo valor energético y ayudan a regular el apetito. Se come crudo, con jamón y también en zumos, helados y mermeladas.

sandía – Esta fruta pertenece a la familia del melón, la calabaza y el pepino. Su valor calórico es muy bajo porque el componente principal de la sandía es el agua. Contiene vitamina A, B6 y C y su mineral más rico es el magnesio. A diferencia de la mayoría de frutas, es baja en azúcar y una excelente fruta para su consumo en estado natural.

Arándano – Esta baya se encuentra en la parte superior de las frutas antioxidantes. Los arándanos también son una excelente fuente de fibra, vitamina C y K. Estas propiedades nutricionales le dan un poder anti-envejecimiento. El arándano es muy versátil, acompaña bien con postres y platos de caza, ensaladas, batidos, tés y licores.

Fresa – Fruta baja en calorías, las fresas contienen vitamina C y B9 y algunos minerales como el hierro y el potasio. Las semillas estimulan el tránsito intestinal. Las fresas son un excelente ingrediente para muchas recetas dulces, así como para ensaladas.



[ad_2]

Source link

Comparte esto:

Deja un comentario