internet-search-engine - Activida de una empresa

ACTIVIDAD DE LA EMPRESA

Actividad de la empresa

¿Alguna vez te has preguntado qué clase de actividades empresariales existe? ¿Qué ámbitos se manejan? ¿Por cuáles leyes se rige sus derechos y limitaciones? Lo cierto es que se encuentran cantidad de labores y cada una de ellas es una actividad que se puede tratar de forma más amplia.

En la economía, las finanzas públicas hacen presencia, pues dentro de las leyes estás deben estar reguladas para ofrecer un mejor funcionamiento de las mismas dentro de los esquemas legales.

Si estás comenzando a sumergirte en aguas empresariales y deseas crear un negocio, conoce todo lo referente a las actividades de una empresa.

Actividad de una empresa

Yendo directo al grano, una actividad económica es el conjunto de elementos patrimoniales que de cierta forma pueden constituir una actividad económica autónoma determinada, por supuesto deberá de generar una explotación económica y que sumado a ello debe tener la capacidad de funcionar a través de sus propios medios.

Los elementos patrimoniales que abarcan una rama de actividad dentro de una empresa, van desde bienes, derechos como hasta de obligaciones, lo cual es de gran importancia, ya que estos poseen una unidad económica de forma autónoma.

Por otro lado, una actividad económica se desarrolla por si misma, lo que quiere decir, que no debe requerir procesos extras e incluso teniendo la capacidad de ofrecer a la sociedad un bien o servicio que sea tanto positivo, de valor y provechoso.

Cabe destacar que esto se aplica tanto para la creación de empresas de manera unipersonal, como también aquellas que se constituyen como una Sociedad (diversos tipos de sociedades existen dentro del ámbito de sociedades mercantiles, pero eso ya es otro tema) los cuales también se rigen por distintos reglamentos y leyes como por ejemplo en España, la LSC.

Para entender un poco más allá del funcionamiento de la rama de una actividad, por lo general siempre se coloca el ejemplo de un árbol ¿Por qué? Imaginemos que la empresa creada es sí, un árbol grande, pues bien, partiendo de ese pensamiento supongamos que todo bien o servicio ofrecido a los usuarios es una rama más de actividad. Por otro lado, es muy importante aclarar que las actividades de una empresa pueden estar o no relacionadas al mismo sector, con esto queremos decir que existe una gran amplitud de áreas de actividades empresariales que pueden practicarse hoy en día.

Clasificación de las ramas de una actividad

Te preguntarás ¿De dónde viene esta clasificación? Pues te comentamos que es una postura que se tomó de manera global, siendo una propuesta encabezada por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la Secretaría de las Naciones Unidas, siendo aprobada además en el año 1948.

La finalidad de dicha propuesta fue mostrar y ofrecer un conjunto de ramas de actividades que podrían usarse tanto para la difusión como para la reunión de cualquier tipo de dato que sirviera como estadística dentro de dichas actividades.

Ahora bien, en este apartado conocerás de manera breve su división por sectores, más adelante nombraremos con detalles las 21 categorías planteadas como actividad económica de una empresa.

La clasificación se da de la siguiente manera:

  • Sector primario: Las actividades que se presentan aquí son aquellas enfocadas en la extracción, como, por ejemplo: la ganadería, caza, agricultura, pesca, minería, etc.
  • Sector secundario: Actividades que se enfocan en la transformación de la materia prima de un bien de mayor agregado, un ejemplo fácil de dicha actividad es la construcción, la siderúrgica, la industrial textil vinícola o alimenticia.
  • Sector terciario: En este tipo de sector nos alejamos de la mercancía como bien, por lo que su objetivo es enfocarse en los servicios ofrecidos a los usuarios o un bien intangible; estos podrían referirse por ejemplo a la educación, un servicio de turismo y hostelería, informáticos, contabilidad, actividades de financiamiento, servicio de transporte, de tipo jurídicos, etc.

Esta es una forma breve y más simple de reducir las actividades de una empresa, pero sirve para establecer una idea de todo lo que rodea las actividades en el ámbito empresarial.

Clasificación internacional de ramas de actividad

Se muestra como una estructura general y una estructura detallada a modo de carácter internacional, en la cual podemos apreciar la capacidad de las áreas que puede abarcar las actividades de las empresas:

  • Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca.
  • Explotación de minas y canteras.
  • Industrias manufactureras.
  • Suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado.
  • Suministro de agua, evacuación de aguas residuales, gestión de desechos y descontaminación.
  • Construcción.
  • Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos automotores y motocicletas.
  • Transporte y almacenamiento.
  • Actividades de alojamiento y servicio de comidas.
  • Información y comunicaciones.
  • Actividades financieras y de seguros.
  • Actividades inmobiliarias.
  • Actividades profesionales, científicas y técnicas
  • Actividades de servicios administrativos y de apoyo
  • Administración pública y defensa; planes de seguridad social de afiliación obligatoria.
  • Enseñanza.
  • Actividades de atención de la salud humana y de asistencia social.
  • Actividades artísticas, de entretenimiento y recreativa.
  • Otras actividades de servicios.
  • Actividades de los hogares como empleadores; actividades no diferenciadas de los hogares como productores de bienes y servicios para uso propio.
  • Actividades de organizaciones y órganos extraterritoriales.

Actividad de las empresas según su forma jurídica

La constitución de cada una de las empresas varía según la condición de la misma, además de que existen muchas y cada una se ajusta a las necesidades de los propietarios y socios. Algunas de las más importantes y destacadas son:

  • Empresario individual: Cualquier persona que de manera particular desee emprender un negocio, este será catalogado como “empresario individual”, y sumado a ello, deberá responder antes las deudas y obligaciones surgidas de la empresa con sus propios bienes.
  • Sociedad limitada: Partiendo de que es una sociedad limitada de carácter mercantil, para que funcione este tipo de sociedad deben estar presentes uno o más socios. En el artículo 1 de la Ley Sociedades de Responsabilidad Limitada lo define como: “En la sociedad de responsabilidad limitada, el capital, que estará dividido en participaciones sociales, se integrará por las aportaciones de todos los socios, quienes no responderán personalmente de las deudas sociales.”; por otro lado, el capital de la misma no puede ser inferior a los 3000 €.
  • Sociedad anónima: En su respectiva Ley de Sociedades Anónimas, en su artículo 1 la conceptualiza como: “En la Sociedad Anónima el capital, que estará dividido en acciones, se integrará por las aportaciones de los socios, quienes no responderán personalmente de las deudas sociales.”, también es de carácter mercantil; ahora la diferencia entre esta y la SL, se basa por su capital, pues la SA exige que sea de un poco más de los 60.000 €, además de que aquí se pueden vender las acciones sin alguna limitante.
  • Sociedades laborales: Dentro de la Ley Sociedades Laborales y Participadas lo estipula como: “…aquellas sociedades anónimas o de responsabilidad limitada que se someten a los preceptos establecidos en la presente ley.”, es decir, que tanto las SA como las SL pueden formar parte de la misma siguiendo los reglamentos establecidos por la ley, cada una portando sus diversas exigencias y características.

Ahora bien, lo resaltante de este tipo de empresas son los mismos trabajadores quienes poseen la mayor parte de la propiedad de la empresa, claro está, estableciendo limitaciones entre los mismos, una de ellas es que no pueden excederse de un capital mayor al 33%, y si hablamos del conjunto de los socios no trabajadores, estos no pueden tener en su poder más del 49% de la capital.

  • Sociedad Limitada Nueva Empresa: Se regula como especialidad de la Sociedad de Responsabilidad Limitada; en su artículo 132 (Ley 7/2003, de 1 de abril, de la sociedad limitada Nueva Empresa) lo estipula como:  “…tendrá como objeto social todas o alguna de las siguientes actividades, que se transcribirán literalmente en los estatutos: la actividad agrícola; ganadera; forestal; pesquera; industrial; de construcción; comercial; turística; de transportes; de comunicaciones; de intermediación; de profesionales o de servicios en general.”.

Sumado a lo anterior, este tipo de sociedades solo puede ser constituida por personas físicas, y en dado caso los socios no podrán superar el número de cinco. Otro dato importante es que se crea con la finalidad de que se constituya en 48 horas, y el capital que se debe aportar será de aproximadamente entre 3.000 y 120.000 €.

También importante destacar que, la actividad de la empresa, parte del mismo modo del tamaño que presente el negocio, las mejoras y crecimiento del mismo se dan con el tiempo aportando así mayores beneficios para la empresa. Los tamaños que pueden abarcar el sector de cada empresa pueden ser:

  • Microempresa.
  • Pequeña empresa.
  • Mediana empresa.
  • Gran empresa.

Como puedes notar, hay gran cantidad de actividades que existentes en el ámbito empresarial, el cual es tan amplio y está respaldado por las leyes que le rigen. Si estás comenzando un negocio te invitamos a que conozcas más sobre las leyes vigentes, dado que hay que estar enteramente informado para saber hasta qué punto llegan los derechos de los propietarios de cualquier tipo de actividad empresarial.

Comparte esto: