Bajar De Peso Caminando 2 Horas Diarias

Bajar de peso caminando 2 horas diarias

Para bajar de peso caminando,  depende de varios factores, entre ellos la intensidad con que se realice la marcha, además de la condición física que tenga la persona. Sin embargo, los beneficios que genera el caminar para la salud son indiscutibles. Se debe tener en cuenta, que  para bajar de peso, no se trata de caminar viendo tiendas.

El “Power Walking” (caminar para adelgazar), es una actividad que podemos hacer a cualquier edad y que contribuye a mejorar la musculatura y a quemar la grasa extra. Esto se debe a que el caminar representa un ejercicio aeróbico, donde trabajan casi todos los músculos del cuerpo.

Cómo Caminar Para Bajar De Peso

Lo primero que debes tener claro, es que cada persona es diferente, sin embargo, para bajar de peso, debes comenzar por moverte más y comer más sano. En cuanto a la distancia y el ritmo que necesitas para adelgazar va a depender de la meta que te propongas. El sólo hecho de caminar, ya se transforma en beneficio para el cuerpo.

El caminar, es la actividad o ejercicio perfecto que te ayudara no solo a bajar de peso, sino a prevenir muchas enfermedades asociadas al sedentarismo. Además de ser gratis y muy simple de realizar, la puede hacer cualquier persona, sin importar la edad. Aparte de, no requerir ningún tipo de equipamiento ni de entrenador para realizarlo.

Para comprender mejor como el caminar nos ayuda a bajar de peso, debemos tener claro que, por ser una actividad donde todos los músculos se ejercitan, eso se traduce en quema de calorías. Por ende colabora con la disminución y control del peso corporal, además de oxigenar al cuerpo, en beneficio al desarrollo cardiopulmonar.

Para las personas que están comenzando esta actividad y dependiendo de la condición física. Deberá realizar caminatas externas por 15 minutos diarios, la cual debe estar a una velocidad moderada. Hay que tener presente que para tener el mejor efecto de la caminata en el peso, la misma debe hacerse de forma continua, sin correr, ni acelerar la respiración.

Con dos horas de caminata de nivel moderado a intenso, se logra recorre 12 kilómetros aproximadamente. Lo que se traduce en unas 3600 calorías quemadas en una semana. Que te ayudaran a perder grasa en las zonas donde más se acumula grasa, como por ejemplo en el abdomen.

Muchos estudios indican que las personas que caminan menos de 7500 pasos diarios, por lo general, acumulan mayor cantidad de grasa interabdominal. Si, por el contrario, el caminar durante 2 horas te permite perder hasta 18 kilos al año de grasa. Este tipo de cálculo, te permite, visualizar que si eres constante, puedes  lograr grandes avances.

No obstante, es importante que antes de comenzar a realizar estas caminatas te hagan un chequeo médico, para que se compruebe tu estado de salud. Esto te permitirá definir de manera clara las metas, para así evitar posibles frustraciones. Pudiendo establecer un ritmo y rutina que te ayude  a cumplir con tus expectativas.

Es significativo señalar que dos horas de caminata diaria, es lo aconsejado por los expertos, para bajar de peso de manera natural. Teniendo, adicionalmente que realizar algunos movimientos de articulaciones, en brazos, cuello, muñecas, mientras se camina. A medida que aumentes la velocidad y frecuencia de las caminatas, más calorías quemaras.

La velocidad promedio para realizar las caminatas es de 6km/h, en forma constante, debes tener presente para evitar cualquier inconveniente los siguientes consejos.  Que te permitirán, sacar el mejor provecho de la actividad:

  • Debes caminar apoyando de manera firma toda la planta del pie, este movimiento te ayudara a imprimirle intensidad a la actividad. Que se traducirá en quemar calorías.
  • Ten en cuenta, que la mejor posición, para este tipo de caminata es con la cabeza en alto, la espalda erguida,  los hombros relajados, los codos en ángulo flexionados, caderas adelantadas y abdomen contraído. De acuerdo a estudios realizados por diferentes especialistas, hacer una postura en las actividades deportivas, puede generar problemas de espalda.
  • Si puedes utiliza un podómetro, el cual diseñado para medir la cantidad de pasos, distancia, ritmo y tiempo, que llevas durante la caminata. Esto te permite conocer los avances que has tenido, además de usarlo como incentivo, para mejorar cada día.
  • Recuerda que antes de realizar cualquier actividad deportiva, debes calentar, como mínimo de 5 a 10 minutos. Una vez concluida la caminata, realiza algunos movimientos de estiramiento para acondicionar los músculos.
  • Durante el ejercicio, ten presente realizar el control de la respiración (Inhala y exhala) que te ayudaran a mantener el ritmo, además de colaborar en aliviar el estrés emocional.
  • La actitud al momento de hacer los ejercicios, es muy importante, esta demostrado que cuando se camina o corre, piensas en cosas agradables, la tendencia es a cansarse manos.
  • Cuando se camina con la espalda erguida y el abdomen contraído, se gana más confianza, además de poder mejor tu postura en general.
  • No te agobies, queriendo cumplir con las metas demasiado rápido, lo importante es adquirir el hábito de caminar, en beneficio de tu cuerpo.
  • Al momento de caminar, debes hacerlo como si tuvieras prisa, el hacerlo lento no genera los mismos beneficios par la pérdida de peso. Ten presente que la actividad debe ser constante, por lo tanto, no te debes para a descansar mientras se hace la rutina de la caminata.
  • Debes realizar caminatas como mínimo de tres a cuatro veces por semana, para poder observar los resultados en el peso corporal.
  • A la hora de comenzar la caminata, es recomendable hacerlo en un espacio que tenga pendiente o hacerlo en la playa. Este tipo de terreno, te exigirá más esfuerzo que se traduce en quemar calorías y además de tonificarlos músculos.
  • Si quieres hacer la caminata más intensa, toma un par de pesas, que pueden ser de medio a un kilo. Úsalas flexionando los codos en un ángulo de 90°, esto con el fin de incluir más músculos, con el fin de fortalecer los mismos y mejorar el rendimiento cardiopulmonar.
Comparte esto: