Como realizar una auditoría laboral

Como realizar una auditoria laboral

Hoy en día, es fácil darse cuenta de que el mundo se mueve con el dinero, y una de las formas más eficientes de generar constantemente es manejando una empresa, pues quienes son ágiles para los negocios son los que más llegan a manejar el dinero.

Ahora bien, tener una empresa y manejarla bien te hace ganar dinero, pero no todo es tan sencillo como parece, pues existe una serie de normativas y leyes que la empresa debe seguir al pie de la letra si quiere realizar sus actividades sin riesgo a incumplir alguna ley, y allí es donde entra la auditoría laboral.

Resultado de imagen para auditoria laboral

¿Qué es?

No obstante, aún no sabemos ¿Qué es una auditoría laboral? Pues es un proceso que se realiza comúnmente en empresas recién adquiridas por un tercero o casos similares (aunque no se limita solo a ellas, claro está), en el cual se realiza una serie de procedimientos para determinar el estado de ciertos aspectos de la situación laboral.

Entre estos aspectos están el cumplimiento de la normativa laboral, el cumplimiento de las leyes, la seguridad empresarial, la contratación, entre otros.

Cabe destacar que este proceso no es obligatorio, ni legalmente, ni de ninguna otra forma. Por lo que las empresas son libres de realizarlo cuando quieran, con la frecuencia que deseen, o simplemente no realizarlo. Aun así, conviene mucho realizarlo, pues este es un proceso preventivo, en el cual se pueden detectar problemas y corregirlos antes de que pasen a mayor.

También es útil para el que adquiere la empresa (o parte de la empresa), para poder tener una perspectiva más amplia de la situación de la empresa, y así saber que pasos y acciones deberá tomar una vez esté en sus manos, para determinar si vale o no la pena su compra/adquisición.

¿Por qué realizar una auditoría laboral?

Como se mencionó antes, la auditoria laboral no es obligatoria, pero sí es muy recomendada para todo tipo de empresas, desde pequeñas hasta las más grandes, por los siguientes motivos:

  • Es una gran manera de tener la suficiente información para realizar una buena toma de decisiones con una base en donde apoyarse.
  • Como se estableció previamente, esta es una ventaja para ambas partes al momento de una compraventa, una fusión, o una absorción.
  • Evita que surjan nuevas e innecesarias responsabilidades para el empresario.
  • Es usado para prevenir conflictos laborales que estén en desarrollo, o hasta antes de que empiecen.
  • Disminuye el riesgo de las sanciones administrativas
  • Y, sobre todo, hace que la empresa pueda gozar de las ventajas del buen cumplimiento de la normativa laboral.

Lo ideal para que una auditoría laboral sea exitosa, es que sea realizada por un tercero ajeno a la empresa y sus intereses, al que se le facilite toda la información y documentación de la misma con toda la transparencia posible, pues de ocultar alguna información, la auditoría podría resultar inútil por algún detalle faltante.

Una vez terminado, se le será proporcionada a la empresa un informe final, con todos los inconvenientes y conclusiones para que la compañía pueda tomar cartas en el asunto y resolver las incidencias.

¿Cómo se realiza una auditoría laboral?

En la auditoría laboral se debe estudiar si la empresa cumple correctamente con todos los requisitos mínimos en todas las áreas de relevancia, las cuales son las siguientes:

Para la contratación es importante analizar si los contratos de los trabajadores están en norma, si están formalizados, si sus plazos establecidos están correctos y en vigencia, hacer revisión de los contratados extranjeros y de los permisos de trabajo.

En este ámbito también se incluyen detalles como los contratos con empresas de trabajo temporal, los contratos formalizados con autónomos y los que tienen que ver con la actividad de la empresa, hasta hacer revisión del buen cumplimiento de toda la normativa relacionada a la subcontratación.

Con respecto al tema de salarios, hay que echarle un ojo a las retribuciones económicas y no económicas del personal, para asegurarse de que cumplan todos los requisitos establecidos en la ley, junto con todas sus mejoras y regulaciones que esta implique. También es importante no dejar de lado los finiquitos.

Resultado de imagen para salario

En materia de seguridad social, hay que revisar muchas cosas, como las cotizaciones por accidentes laborales, la cotización por horas extras, las liquidaciones del seguro social, las bonificaciones o reducciones, los importes de las bases de cotización con sus atrasos y variables, hasta los movimientos de afiliación de los trabajadores.

Uno de los aspectos poco considerados son los contenciosos pendientes, o procesos sociolaborales abiertos, pues estos pueden derivar en múltiples responsabilidades para la empresa gracias a los litigios causados por estos mismos.

En el área de seguridad y salud laboral, se debe verificar que exista un servicio que prevenga los accidentes, el seguimiento y la vigilancia de la salud de los contratados, y el control de los procedimientos de seguridad necesarios.

Este puede ser un tema que se aparte un poco de los anteriores, pero la parte tributaria también es muy importante y delicada, a la hora de realizar las nominas de los empleados tomando en cuenta su situación familiar, personal, y los impuestos.

Y ya para terminar, habría que comprobar si se cumplen otras obligaciones laborales, como los calendarios laborales, las comunicaciones de apertura de centros laborales, la correcta representación legal de los empleados y la seguridad social de los distintos socios y similares que presten servicios a la empresa.

Una vez con todos los datos recolectados, se procede a plasmarlos en el informe final, el cual señalará todos los problemas y posibles incidencias encontrados en el proceso de la auditoría, junto con las consecuencias o sanciones que podrían acarrear las mismas para la empresa y el empresario.

En conclusión, gracias al conocimiento aportado por una auditoría laboral, se pueden evitar muchas pérdidas y malos ratos para la empresa, valorando el actual nivel de incumplimiento para poder determinar así las soluciones y acciones a tomar que sean óptimas para que la compañía esté siempre bajo el marco de lo legal.

Comparte esto: