¿Cómo reconocer un activo y un pasivo?

Cómo reconocer un activo y un pasivo?

    Tener acciones en una empresa, nos conlleva a reconocer un activo y un pasivo; ya que, un activo se considera como un producto o bien que genere alguna ganancia a su beneficiario y pasivo es todo lo que ocasione gastos o deudas.

    En este sentido, el activo irá acumulando revalorizaciones en el precio de sus acciones a la hora de generar ventas o en su defecto, plusvalía; mientras que los pasivos inducirán a generar gastos o pérdidas de nuestro capital de manera periódica, o en un ejercicio financiero.


¿Qué es un activo, características y tipos?

    En términos generales para reconocer un activo, debemos saber que es aquel elemento cuyo potencial genera algún tipo de beneficio para quien lo adquiera y controle. De esta forma, el dinero, propiedades, inversiones y otros activos tangibles, forman parte del valor económico de un negocio. Además, de pagos por pagar (generados por ganancia) y productos para la venta, ya que tienen el potencial de generar más valor.

Características de los activos

    Entre las principales características de los activos podemos mencionar: se espera que genere beneficios (dinero o de otra índole); poseen una vida útil (corto o largo plazo).

Si hablamos de la composición de una empresa, los activos están bajo su control y tienen un valor que se puede traducir en términos monetarios, además de formar parte del balance general de la misma.

Tipos de activos.

Activo fijo

    También denominado activo no corriente, es aquel que no presenta movimientos por un período de al menos un año.
Poseen un bajo grado de liquidez y son utilizados para las operaciones de una empresa. Por esta razón, su vida útil es larga, sin embargo, son susceptibles a la depreciación (pierden valor con el paso del tiempo).

Activo circulante

    Representan aquellos bienes y derechos que una empresa adquiere, en un lapso menor de 12 meses. Su principal objetivo es de comercializar, vender o consumir para obtener efectivo, de esta manera sobrellevar gastos operativos y otras necesidades. Por ejemplo: dinero en efectivo; inversiones de corto plazo; pagos adelantados; inventario; pagos por cobrar (corto plazo), entre otros.

Activos fijos tangibles e intangibles

    Los activos fijos tangibles, son aquellos materiales físicos con una larga vida útil; son utilizados en el proceso operativo de una empresa. Su valor se estima respecto del costo de adquisición inicial, y su depreciación a lo largo del tiempo. Por ejemplo, maquinaria, tierra, vehículos de transporte y equipo de oficina.

    Los activos fijos intangibles, son bienes de larga duración que no tienen forma física. Cuentan con una larga vida útil y su valor es relativamente difícil de calcular, debido a que dependen de la percepción de los consumidores o clientes de una empresa, las marcas que esta posea, o de su capacidad para mantener un nivel de calidad competitivo.

    En este sentido, es importante mencionar que las inversiones forman parte del activo de una empresa y representan los intereses que están mantienen dentro de otras negociaciones, bien sea, comprando sus acciones, cuotas o partes de algún interés social.

    Estas pueden ser conservadas para negociar, es decir se adquieren con el objetivo de venderlas, o también pueden ser para volverlas a comprar a corto plazo.

Comparte esto: