CÓMO SE PIENSA en el AMOR?

Como se piensa en el amor

Pensamientos de amor

Si de algo saben las mujeres es sobre la mente, y sobre todo cuando estas comienzan a sentir emociones fuertes, como lo es el odio, la tristeza, la felicidad y el amor, sobre todo este último, es el que causa que más de una de nosotras este en las nubes por mucho tiempo, o que nos distraigamos por estar pensando en la otra persona.

El amor es el sentimiento más hermoso y puro que hay, pero también el que causa más dudas e inseguridades en una persona, sobre todo para aquellas que no se permiten amar, pero lo que sí se permiten todas las mujeres es la posibilidad de ponerse a pensar en el amor, en el príncipe azul, y en miel sobre hojuelas.

Corazón, El Amor, Romance, San Valentín, Armonía

¿Está bien que tenga pensamientos de amor?

Podríamos decir que es algo casi involuntario pensar en el amor, desde pequeños nos llenan la cabeza con sueños de príncipes y princesas, amores sinceros inmediatos con solo una mirada y sobre todo el que vivieron felices para siempre.

Cuando crecemos nos damos cuenta que quizás el verdadero amor tarde un poco en aparecer, y que, aunque descubramos que estas creencias maravillosas no existen, son más fáciles de conseguir que el amor, pero nada nos prohíbe pensar en él.

Una de las cosas más bonita de los seres humanos es el estar enamorado, nos ponemos felices por cualquier cosa, somos más positivos, más emocionales, y sobre todo más felices, es impresionante el efecto que genera sobre nosotros otras personas, la alegría que nos da el solo imaginarnos el estar a su lado por un momento.

Aunque algunos aún estamos en la búsqueda del amor ideal, nada nos impide soñar despiertos sobre el ¿Cómo será?, ¿cómo será su actitud? o ¿cómo nos gustaría que nos tratara, o mejor aún el cómo se nos declarara?, sin duda es uno de los momentos más bonitos en el día.

Es imposible para una mujer soltera que está caminando por las calles de la ciudad y ve a una pareja tomadas de la mano o compartiendo un momento romántico, el imaginarse ese momento, pero en ellas mismas, sin duda es algo que puede tener nuestras mentes muy ocupadas. Es algo que inconscientemente siempre deseamos que nos pase

El pensar tanto en el amor también puede ser muy peligroso, cuando lo hacemos constantemente, nos convertimos en prisioneros y esclavos de nuestra mente, por lo que quizás nos perdamos o no nos percatamos cuando el chico/a ideal llegue a nuestra puerta, así que es mejor tener horarios establecidos para fantasear sobre el amor.

Otra cosa es que estar tanto tiempo pensando en el amor, e imaginar tanto tiempo a la persona ideal, el cómo será, las características que este tendrá, o las exigencias que quízas podamos tener acerca de este, puede privarnos de la posibilidad de encontrar el verdadero amor por estar exigiendo demasiado a nuestra mente.

Las exigencias de nuestras expectativas nos pueden jugar en contra, capaz el chico/a ideal sea totalmente opuesto a como nosotros lo imaginamos, físicamente hablando, puede que sea totalmente opuesto a lo que siempre quisimos. Pero por eso dicen que el amor es ciego, y que no debemos juzgar a un libro por su portada.

Por lo que debemos marcar límites entre la mente y el deseo con la realidad, no vamos a rechazar a la persona que siempre nos ha querido solamente por su físico, ¿o sí?, eso quizás depende de cada uno de nosotros, pero podemos estar todas de acuerdo en que los buenos hombre y las buenas mujeres no abundan, y nos quedaremos solos si nos ponemos a perder el tiempo pensando en el amor en vez de salir a buscarlo.

Pero si estamos todas las personas de acuerdo en algo es que pensar en el amor de vez en cuando, sobre todo cuando el día fue estresante, o cuando queremos dormir tranquilos y relajados es una de las sensaciones más bonitas, por lo que pensar en el amor puede que no sea tan malo, solo debemos marcar unos cuantos límites a nuestra mente y sobre todo a nuestro corazón.

Un último consejo que podemos usar todos, es tener los ojos abiertos, la persona ideal puede estar a la vuelta de la esquina.

Comparte esto: