CÓMO SE SABE si estas EMBARAZADA

Como se sabe si estas embarazada

Cada mujer es un mundo completamente, y sus cuerpos no tienen por qué ser completamente iguales los unos de los otros. En cuanto a embarazo, algunas tienen los síntomas más claros, otras casi no tienen síntomas. Lo cierto es que el cuerpo de las mujeres se revoluciona por completo al momento de un embarazo.

La mejor manera de saber si estas embarazada es acudir al ginecólogo para confirmar, pero muchas son las mujeres que comienzan a presentar síntomas desde antes de que el embarazo sea confirmado. Aquí conoceremos algunos de los síntomas y demás formas de asegurarte de que estas embarazada.

MUJER EMBARAZADA - CÓMOSE.COM
MUJER EMBARAZADA

Ausencia de la menstruación

El síntoma de embarazo más importante de todos es la “amenorrea” o falta de la menstruación. Si tienes un retraso en tu periodo, se trata de un claro signo de embarazo, o de un posible embarazo. Como bien sabes, el ovulo que expulsa la mujer cuando es fecundado se implanta en el endometrio, ahí anidará y se formará el embrión.

De no existir fecundación, el endometrio se deshecha lo cual produce el sangrado, a lo que llamamos regla o menstruación. Por ello al haber embarazo no habrá menstruación.

Puede existir un sangrado leve que puede durar de uno a dos días, suele ser más oscura y menos abundante, se le suele conocer con el nombre de “sangrado de implantación” es fácil confundir este sangrado con la regla debido a que se produce los primeros 6 días después de la fecundación, o a veces tarda 10 días en presenciarse.

Este “sangrado de implantación” se diferencia de la menstruación porque es más ligero que ésta, ocurre cuando el embrión se adhiere a la pared del útero.

Sensibilidad en los pechos

Otro síntoma que suelen relacionarse con el embarazo se ve cuando las mujeres experimentan una extrema sensibilidad en los senos. Que suele presentarse junto a una leve hinchazón, irritabilidad e incomodidad, hasta se puede sentir un ligero dolor cuando se rozan los pezones.

Cuando se lleva a cabo la fecundación y el cuerpo siente la primera señal de embarazo, los pechos se empiezan a preparar para alimentar al futuro bebé. Es la hormona progesterona la que se implica en el crecimiento de las glándulas mamarias y el aumento de estrógenos que ayudan al desarrollo de los conductos de leche.

La alta cantidad de estrógenos provocan que aumente el flujo de sangre en las mamás, aumenta también la capa de grasa y se incrementa la magnitud de las glándulas lácteas.

Cansancio 

Otro síntoma no tan claro del embarazo puede ser el cansancio, muchas son las mujeres que experimentan un cansancio muy agobiante. Y se mantienen con sueño a cualquier hora del día, esto debido a que la mujer se está preparando para llevar una nueva vida en su cuerpo.

El cuerpo de la mujer se comienza a preparar casi desde el momento de la fecundación, esto se puede ver como un aumento muy considerable en el volumen de la sangre que viaja por nuestras venas y un incremento del pulso. Debido a esto la mujer necesita mayor descanso para lograr recuperar completamente la energía gastada.

Sentir malestar, desgano y hasta un poco de debilidad es algo común en las primeras semanas de la fecundación, incluso están presentes antes de poder determinar un embarazo mediante una prueba.

Mareos 

Como se ha dicho antes, el cuerpo de la mujer se está preparando para traer una vida al mundo, por ende el sistema cardiovascular está funcionando a una marcha muy forzada. Debido a esto es común que se experimente una bajada en la presión arterial y esto provoca mareos.

Los mareos pueden llegar en cualquier momento del día, no requiere que estés haciendo alguna actividad muy dura, estos mareos pueden llegar a causar desmayos.

Es más frecuente que sientas estos mareos al levantarte de la cama de manera brusca o ponerte de pie luego de estar mucho tiempo sentado. Para evitar estos mareos puedes intentar levantarte lentamente o evitando quedarte mucho tiempo de pie.

Náuseas y vomito 

Existen mujeres que no presentan estos síntomas, sin embargo también hay mujeres que experimentan náuseas y vómitos durante todo el transcurso del embarazo. Pero es lo más frecuente que estos síntomas se vayan luego de los primeros tres meses, cuanto mucho  durarán cuatro meses. Pero claro, cada mujer es un mundo.

De nuevo esto se debe a las hormonas, ellas provocan esa desagradable sensación como de tener el estómago revuelto, también causan una salivación excesiva nauseas que en algunos casos llega a concretarse y convertirse en vomito.

Estas sensaciones son más comunes que te den en las mañanas al despertar. Pero también puedes sentirlas en cualquier momento del día.

Aversión a olores y alimentos

El embarazo también puede afectar a los sentidos, específicamente el gusto y el olfato se ven afectados durante los primeros tres meses. Puedes sentir que te repugnan olores que antes te solían agradar, al igual que te puede suceder con las comidas que antes disfrutabas.

Al aumentarse la cantidad de estrógenos en el cuerpo de la mujer el olfato se vuelve un sentido más prominente lo cual te dota de una extrema sensibilidad ante los olores, esta habilidad suele ser una gran ventaja para perfumistas, pero a las mujeres embarazadas les resulta una condición realmente desagradable.

Otros síntomas

Además de los síntomas que acabamos de mencionar, los cuales son los más comunes. Existen algunos otros, como dijimos, cada mujer es un mundo y los cambios que puede experimentar durante el embarazo son muy variados.

Diversas mujeres pueden sufrir otro tipo de molestias comunes tales como dolor de cabeza, que se suele concentrar a ambos lados de la cabeza y también en la nuca. También pueden sentir congestión nasal, esto lo provoca la dilatación que experimentan los vasos sanguíneos, a este síntoma se le conoce como rinitis del embarazo.

También pueden experimentar hinchazón en los pies y las manos, esto se debe al aumento del volumen en la sangre.

Existen mujeres que experimentan los cambios hormonales en menor medida, por lo cual es muy difícil percatarse de que están en estado, lo mejor es llevar un buen control de tu cuerpo y visitar periódicamente a un médico especializado para estar segura.

Comparte esto: