calle-comercial

COMPRAVENTA DE PARTICIPACIONES SOCIALES

Compraventa de participaciones sociales

En una empresa, con el pasar del tiempo diversos contratos o documentos pueden realizarse en las sociedades mercantiles, los cuales permiten ajustar ciertas reglas o condiciones que se le atañen a los socios participantes, estos puedes variar según el tipo o consecuencias del mismo. Uno de los contratos más importantes es el de “Compraventa de participaciones sociales” ¿Sabes de qué trata? ¿Para qué sirve? ¿Quiénes pueden participar en ella? Quédate y lo sabrás.

¿Qué es la compraventa de participaciones sociales?

¿De dónde nace este tipo de contrato? Básicamente nace a partir de la premisa de que no todos los socios están obligados a mantenerse dentro de una sociedad, entendiendo este punto, es por ello que existe la transmisión de participaciones sociales, te preguntarás ¿Por qué razón? Por el hecho, de que algunos miembros deseen tener o querer deshacerse de una parte o del todo tipo de participación en la empresa.

Toda persona que desee formar parte de una sociedad, no solo debe tener claro todo lo referente a la adquisición de acciones dentro de una empresa, del mismo modo debe conocer todo lo que puede hacer en ella, qué derecho tiene sobre la misma y cuáles son sus limitaciones.

Los beneficios que aporta el hacerse con más cuotas o participaciones sociales, permite que el socio tenga más derechos en las decisiones de una sociedad, ahora si desea transferir esas participaciones sociales, sus derechos y acciones se verán más limitados en comparación a las de sus compañeros.

Todo lo referente a la transmisión de las participaciones sociales se puede encontrar en la Ley de Sociedades de Capital (Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio) entre los artículos 106 al 112, de los cuales estaremos comentando más adelante.

Documentación de las transmisiones

Dentro del artículo 106 de la LSC anteriormente mencionada, nos topamos con ciertos puntos que dejan expuesto el tema acerca de la documentación; nos comenta: “La transmisión de las participaciones sociales, así como la constitución del derecho real de prenda sobre las mismas, deberán constar en documento público.” Sumado a ello, si los derechos reales son diferentes a los que se mencionan en el primer apartado del art. 106 de la LSC estos deben hacerse constar en escritura pública.

Por otro lado, quienes adquieran las participaciones sociales podrá ejercer los derechos dentro de la sociedad a la que pertenece una vez se le sea comunicada la transmisión o como lo estipula el art. 106: “…constitución del gravamen.”

Ahora bien, este tipo de contrato debe poseer ciertas características a las cuales hay que dejar por escrito información importante para su procesamiento legal, estos son:

  • Saber todos los datos de quienes participen en el contrato es de suma importancia, en el deben aparecer la identidad de los interesados en la compraventa de acciones o participaciones sociales.
  • Dejar por escrito el número total de todas las participaciones sociales o acciones que van a ser transmitidas.
  • Especificar el valor nominal y porcentaje que representan las participaciones frente a las del comprador.
  • Dejar claro que tipo de participaciones sociales son las estipuladas en el contrato por escrito, por ejemplo, si los bienes son gananciales, para procesar este documento debe estar autorizado por el cónyuge, solo si no se han impreso y entregado los títulos de acciones.
  • Por último, para dar por legal y más formalismo al contrato de compraventa, este también deberá ser aprobado y firmado por la Junta General de la sociedad

¿A quiénes se le aplica el contrato de compraventa de participaciones sociales?

Para quienes no saben, existen numerosos tipos de sociedades mercantiles (cada una funciona a su manera, poseen características distintas, y se acoplan a diversas circunstancias de las sociedades), algunas de ellas son: Sociedades Anónimas, Sociedades Limitadas o Unipersonales, es decir, la compraventa de participaciones sociales se puede aplicar a todo tipo de sociedades mercantiles.

El detalle está en que para realizar este tipo de trasmisión de las participaciones se debe conocer todo acerca de su reglamento, pues disponen limitaciones legales y estatutarias, y en dado caso, de que los socios presenten limitación alguna, estos tendrán una serie de obligaciones, una de ellas es que deben comunicar a todos los administradores su decisión de querer transmitir las participaciones sociales, sin esta acción no se podrá realizar el contrato, por otro lado, también deben tener el consentimiento y aprobación de la Junta General, sin ella no se podrá transmitir ninguna acción o participación social.

Tomando en cuenta los puntos anteriores, podrá darse por positivo la compra de las participaciones o acciones por parte del socio comprador.

Transmisión de las participaciones sociales

La pregunta de uno de los puntos más relevantes es el ¿Cómo se ejecuta la trasmisión de las participaciones o acciones sociales? Si nos dirigimos a la Ley de Sociedades de Capital podremos percatarnos de una serie de artículos que especifican las diversas formas en que se transmiten las participaciones sociales, la cuales te explicaremos a continuación:

  • Por actos inter vivos: En el artículo 107 de la LSC de entrada nos dice específicamente: “Salvo disposición contraria de los estatutos, será libre la transmisión voluntaria de participaciones por actos inter vivos entre socios, así como la realizada en favor del cónyuge, ascendiente o descendiente del socio o en favor de sociedades pertenecientes al mismo grupo que la transmitente.” Ahora, en los demás casos que se presenten, estos serán regidos bajo lo que establece la LSC.

Este tipo de transmisión permite que todos los socios tengan tanto la oportunidad como el derecho de obtener la adquisición de las participaciones en venta; claro está, para que todo este proceso se dé, la sociedad debe estar registrada en el Registro Mercantil, de lo contrario no surtirá efecto.

Otros de sus puntos importantes a acotar son:

  • El participante socio que desee transmitir su cuota deberá pasar por escrito su petición a todos los administradores (detallando toda la información que se exige en la LSC).
  • La transmisión se dará por satisfecha una vez haya sido aprobada por la Junta General (cumpliendo los artículos de la ley).
  • Si la Junta General decide a la final que no está de acuerdo con la trasmisión de la participación social, deberá dar su comunicado a través del notario de uno o varios socios que adquieran la totalidad de las participaciones.
  • La forma de pago será comunicada y cualquier tipo de detalle deberá ser transmitido a la sociedad.
  • Transmisión mortis causa: Dentro del artículo 110 de la LSC podrás encontrar información al respecto; para que se dé este tipo de transmisión de participaciones sociales, esta perfectamente se puede dar por sucesión hereditaria el cual le dé la oportunidad al heredero a formar parte de la sociedad con condición de socio.

Por otro, en el apartado 2 del artículo del mismo artículo estipulan: “No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, los estatutos podrán establecer a favor de los socios sobrevivientes, y, en su defecto, a favor de la sociedad, un derecho de adquisición de las participaciones del socio fallecido, apreciadas en el valor razonable que tuvieren el día del fallecimiento del socio, cuyo precio se pagará al contado.” Es decir, los socios tendrán oportunidad también de hacerse con su cuota.

La problemática se crea cuando se da una disputa entre los herederos y los socios que deseen hacerse de esa participación social del fallecido, para solucionar este detalle, el mismo artículo 110 de la LSC comenta: “La valoración se regirá por lo dispuesto en esta ley para los casos de separación de socios y el derecho de adquisición habrá de ejercitarse en el plazo máximo de tres meses a contar desde la comunicación a la sociedad de la adquisición hereditaria.”.

  • Adquisición por parte de la propia empresa: Se da a través de la adquisición derivativa, dando posibilidad de que la sociedad adquiera las participaciones en venta. Para cumplir con este tipo de adquisición de participación social, se debe cumplir con lo estipulado en el artículo el artículo 106 de la LSC.
  • Derecho de adquisición preferente: Todo socio tiene el derecho de comprar la participación social que se esté ofreciendo, puede obtenerla tanto de manera parcial como total, ahora si, varios socios quieren exactamente lo mismo, este se distribuirá entre los interesados en la compraventa de participaciones sociales por título diferente, con esto queremos decir que, todos los socios tienen derecho a ejercitar su derecho de adquisición preferente.

Régimen general de las transmisiones

Como todo tramite, debe cumplir con una fecha pautada para el procesamiento y aprobación del mismo; para más detalles, estos se pueden apreciar en el artículo 111 de la LSC, el cual comenta lo siguiente: “La valoración se regirá por lo dispuesto en esta ley para los casos de separación de socios y el derecho de adquisición habrá de ejercitarse en el plazo máximo de tres meses a contar desde la comunicación a la sociedad de la adquisición hereditaria.”.

De no llegarse a cumplir lo estipulado por la ley y los estatutos, como lo especifica en el artículo 112 de la LSC, la petición no tendrá efecto alguno dentro de la sociedad.

Muchos puntos se han de tomar en cuenta si se desea tanto vender como comprar una participación social dentro de una sociedad, para ello hay que hacer un estudio minucioso acerca de lo estipulado en la LSC, para conocer hasta donde pueden llegar los derechos e incluso las limitaciones de los socios para ejercer su posición ante este tipo de compraventa de participaciones sociales.

Comparte esto:

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *