cooperativa-de-credito-tablet

COOPERATIVAS DE CRÉDITO

Cooperativas de crédito

No solo existen entidades financieras o bancarias en España que ofrecen financiamiento a empresas, todo esto ha cambiado y evolucionado con el pasar del tiempo y completamente para bien, con ello te contamos que surgieron las cooperativas de crédito para trabajar en conjunto con las entidades bancarias, pero bajo unas reglas o modalidad diferentes, pero que, a fin de cuentas, la finalidad termina siendo siempre ayudar al financiamiento y emprendimiento de las empresas que comienzan a despegar el vuelo.

Te preguntarás, ¿Qué es todo esto de las cooperativas? ¿Cómo funciona? ¿Puedo unirme a una? ¿Cuáles son los requisitos para formar parte de una cooperativa de crédito? La verdad es que sí, son muchas las preguntas y dudas que se nos vienen a la cabeza, pero no hay que preocuparse, a continuación, te explicaremos con detalles todo lo relacionado con las cooperativas de crédito.

¿Qué es una cooperativa?

Antes de entrar en tema, debemos tener claro qué son las cooperativas, de esta manera podemos entender con más claridad que son las cooperativas de crédito. Las cooperativas son básicamente una sociedad que esta rodeada de socios, vendedores o productores que tiene un mismo objetivo el cual es conseguir una misma actividad financiera (fuera de una entidad bancaria típica).

Cada uno de los socios que participen en la cooperativa se ayudan y se apoyan mutuamente, la finalidad es que perezcan juntos y cumplan su objetivo dado que el beneficio es para todos, y sumado a ello, la votación de cada uno se respeta dentro de la ley, en este caso hablamos de las de España.

Teniendo un patrimonio en común, el objetivo es satisfacer las necesidades sociales y económicas de cada uno de los participantes como socios.

Para ser más claros, en el artículo 1 de la Ley 27/1999, de 16 de julio, de Cooperativas lo especifica de la siguiente manera: “La cooperativa es una sociedad constituida por personas que se asocian, en régimen de libre adhesión y baja voluntaria, para la realización de actividades empresariales, encaminadas a satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas y sociales, con estructura y funcionamiento democrático, conforme a los principios formulados por la alianza cooperativa internacional, en los términos resultantes de la presente Ley.”

Toda cooperativa (porque hay muchas, no solo de crédito) cumple 7 principios que hacen la hacen sólida:

  • Adhesión voluntaria y abierta: Cualquier persona puede formar parte de una cooperativa, no hay distinción alguna.
  • Gestión democrática: Cada socio tiene el derecho de votar democráticamente acerca de cualquier tipo de gestión que desee realizar la cooperativa.
  • Participación económica de los socios: El capital es de todos los socios que compongan la cooperativa.
  • Autonomía e independencia: No hay terceros, solo quienes sean socios tienen el derecho de gestionar la cooperativa en la que estén asociados.
  • Educación, formación e información: Cualquier tipo de información, educación y enseñanza, las cooperativas tienen la responsabilidad de otorgárselas a quienes formen parte de ella, sean empleados, socios o directivos.
  • Cooperación entre cooperativas: Tienen la posibilidad de interactuar y trabajar con otras cooperativas.
  • Interés por la comunidad: El interés nace de mejorarse y ayudarse.

Partiendo de este punto podrás percatarte de cuando importante es su labor para quienes deseen formar parte de ella; como se comentó anteriormente, existen muchas cooperativas, en el art. 6 de la Ley 27/1999 especifican cada una de ellas (trabajo asociado, consumidores y usuarios, viviendas, agrarias, explotación comunitaria de la tierra, servicios, mar, transportistas, seguros, sanitarias, enseñanza) pero vamos a hablar de las cooperativas de crédito y todo lo relacionado con la misma.

¿Qué es una cooperativa de crédito?

En el primer artículo la Ley 13/1989, de 26 de mayo, de Cooperativas de Crédito la define como: “Son Cooperativas de Crédito las sociedades constituidas con arreglo a la presente Ley, cuyo objeto social es servir a las necesidades financieras de sus socios y de terceros mediante el ejercicio de las actividades propias de las entidades de crédito.”, asimismo también agrega en ese primer artículo, que todas las cooperativas de crédito tienen personalidad jurídica.

Lo interesante de las cooperativas de crédito es que no presentan limitantes en cuanto la cantidad de socios que pueden participar en ella, lo que, si es de gran importancia, es que todos los que formen parte de una cooperativa deben ser enteramente responsables por la misma.

Otro punto a destacar y de gran relevancia es que al crear una corporativa de crédito esta se va a regir por la Ley 13/1989 y sumado a ello, también se regirá por las normas que regulan todo tipo de entidades crédito e incluyendo la legislación de cooperativas.

Características de las cooperativas de crédito

Algunos aspectos más importantes que rodean las cooperativas de crédito son las siguientes:

  • Solo quienes sean socios de la cooperativa de crédito, tiene la responsabilidad de aportar capital a la sociedad.
  • Los socios pueden gestionar decisiones que contenga relevancia e importancia para la cooperativa.
  • Las cooperativas de crédito ofrecen mejores garantías a sus clientes.
  • Contienen un mayor número de oficinas para atender a sus clientes.
  • En comparación con los años anteriores, hoy en día hay menos cooperativas (por el proceso de integración de entidades bancarias), esto tuvo como consecuencia de que se redujeran y para evitar que algunas quedarán completamente eliminadas, estas se unieron a otras cooperativas para seguir en funcionamiento.
  • Se puede dar de baja en una cooperativa de manera voluntaria, lo mismo que para ingresar.
  • Las cooperativas de crédito se promocionan para así llamar la atención y captar nuevos clientes que se unan al proyecto.
  • Su compromiso social con los clientes es una prioridad, sean particulares o PYME.

Cooperativas de crédito que puedes encontrar en España

Como lo mencionamos anteriormente, no hay gran cantidad de ellas como antes, pero si que podemos encontrar actualmente varias de ellas, incluso algunas de ellas son más populares que otras, lo cierto es que 40 de ellas están asociadas a UNACC (Unión Nacional de Cooperativas de Crédito).

Algunas de las que puedes encontrar son:

  • CaixaBank: Creada en el año 2011 gracias a la fusión entre Caja de Ahorros y La Caixa y sumado a ello, con el recorrido de todos estos años que han transcurrido, su cartera de clientes ha ido en aumento, de hecho, es considerada como una de las cooperativas que posee muchos clientes.
  • Cajamar: Considerada como la primera cooperativa de crédito española. Nace después de una fusión entre diversas entidades en el año 2000, ofreciendo así un excelente servicio de financiación, ahorro e inversión.
  • Caixa Guissona: Ofrece diversos tipos de servicios y productos a sus clientes y lo más resaltante es que cualquier persona puede formar parte de dicha entidad, sin distinción alguna.
  • Kutxabank: Cooperativa de crédito que nace en el año 2012 bajo la fusión de diversas cajas de ahorro del País Vasco. Realiza prestaciones en efectivo a tanto a jóvenes como adultos.
  • Cajasur: Fundada en el año 2010 ofreciendo una calidad de servicio única a sus clientes. Trabaja en conjunto con Kutxabank; su servicio más relevante es el “Préstamo Coche Verde”.

Aparte de las cooperativas comentadas, también puedes solicitar servicios en las siguientes: Caja Rural de Granada, Cajasiete, Cajaviva Caja Rual, Laboral Kutxa, etc.

Para conocer más información y servicios (créditos, depósitos, cuentas, préstamos, etc.) acerca de cada una de las cooperativas de crédito que se nombraron, puedes ingresar en sus páginas web y estar al tanto de lo que pueden ofrecerte; o si te encuentras cerca de alguna de sus oficinas también puedes tanto llamar como pasarte por ellas.

Consejos para optar por un servicio de una cooperativa de crédito en España

Tomando consciencia de las diversas cooperativas de crédito que existen en España, lo cierto es que se debe tomar en cuenta ciertos puntos importantes antes de optar por un crédito de las mismas.

Primero que nada, hay que ser inteligentes e investigar todo lo referente a los servicios, clausulas y condiciones que forman parte de la cooperativa de crédito. Busca el mejor servicio que se adapte a tus necesidades, sea para un beneficio en particular o para una empresa.

Se hace hincapié en lo inteligente que se debe ser para realizar este tipo de contratos, ya que hay que recordar que básicamente es una inversión que se  está realizando, y lo ideal es no tener perdidas.

Otro punto importante a tomar como recomendación es que debemos ser consientes de si estamos aptos para responder por los créditos de la cooperativa de crédito; no es bueno quedar mal ante estas entidades, hay que ser responsables y asumir las consecuencias.

Ventajas y desventajas de las cooperativas de crédito

Entre sus ventajas se encuentra:

  • Ayuda en los ahorros de sus clientes.
  • Coopera con causas sociales.
  • Presentan más oficinas por cliente.

Ahora bien, sus desventajas la verdad es que podría decirse que son pocas, de hecho, su punto negativo es más que todo por el hecho de que cada vez existen pocas cooperativas de crédito en España, y eso es algo que afecta a tanto a particulares como empresas que deseen emprender.

Las cooperativas de crédito están para ayudar financieramente; las pocas que existen ofrecen desde servicios parecidos como diferentes, escoge la que mejor se adapte a tus necesidades.

Comparte esto: