Elvira Fortunato: «Las mujeres, aunque existen en mayor número, no llegan a puestos de liderazgo» – Actual

[ad_1]

Nacido en Almada y licenciado en Ingeniería Física y de Materiales en 1987, Elvira Fortunato es uno de los científicos portugueses más premiados. Nacido en 1964, Fortunato es actualmente vicedecano de Nueva Universidad de Lisboa, donde también imparte clases. Responsable del Centro de Investigación de Materiales perteneciente al Laboratorio Asociado i3N, ganó la beca del Consejo Europeo de Investigación (con un valor máximo de 3,5 millones de euros) concedida por primera vez a Portugal, en abril de este año . Se trata de un proyecto relacionado con el uso de materiales y tecnologías sostenibles, uno de los temas más discutidos en el mundo actual, dada la urgencia del tema ambiental. En la vanguardia de la revolución del papel electrónico, Elvira Fortunato y su marido, el científico Rodrigo Martins, crearon el primer transistor de papel. En 2010 recibió el Gran Collar de la Orden del Niño D. Henrique por el Presidente de la República debido a sus logros científicos. Entre los distintos premios que ha recibido, destaca la Medalla Blaise Pascal para la Ciencia de los Materiales, otorgada por la Academia Europea de Ciencias en 2016.

¿Qué te llevó a estudiar Ingeniería de Materiales algo poco habitual entre las mujeres?

Siempre he querido ser ingeniero, pero ha habido muchas coincidencias. [O curso de] La ingeniería de materiales era una ingeniería nueva cuando entré en la universidad. Era un curso que tenía sólo un año o dos y simbolizaba el futuro. Si lo piensas, los materiales son la base de todo en estos días.

¿El curso fue lo que esperabas?

Me sorprendió positivamente. Así que todavía estoy. Hay muchos tipos de materiales… Desde materiales poliméricos hasta plásticos, metálicos, cerámicas… Consigue una amplia gama de todo tipo de materiales. Sin embargo, mi área de especialización era más en la parte de Microelectrónica y materiales semiconductores aplicados a esa área. Aprendí mucho y eso me motivó.

¿Qué te cautivó de la electrónica de papel en la que se convirtiste en un especialista pionero a nivel mundial?

La base del laboratorio [onde investigo] es la aplicación de materiales. Hemos trabajado mucho en electrónica flexible y de bajo coste. Ahora el papel es un material flexible que podemos adaptar. Teniendo tecnologías respetuosas con el medio ambiente y fabricando estos materiales a temperatura, el proceso era compatible con el uso de papel. ¿Por qué no utilizarlo como material electrónico? Hicimos el primer transistor de papel. Hemos tenido muchos proyectos, visibilidad y el número de aplicaciones es muy grande, concretamente en embalaje inteligente. ¡Podemos realizar un seguimiento de los paquetes a bajo coste! Es muy novedoso.

¿Cuál es el mayor reto de ser investigador en Portugal?

Sin duda, ¡no te rindas nunca! Y trabajar duro. al menos es mío [desafio].

Investiga y también enseña a Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidade Nova de Lisboa. ¿Cómo surgió la pasión por la docencia y transmitir tu legado?

La función de un profesor universitario es transmitir conocimiento, sobre todo lo que está surgiendo, que se realiza actualmente en términos internacionales. Esto es extremadamente importante y, por tanto, me hace un inmenso placer impartir clases, transmitir estos conocimientos a mis alumnos e intentar cautivarlos en el campo de la investigación.

¿Cómo son los estudiantes hoy?

Muy informado. Algunos de ellos quizás no vienen tan bien preparados, claro… Un profesor debe llegar a todos ellos y saber enseñar a quienes están preparados ya quienes no. Y, sobre todo, motivarles. Hoy debemos aprovechar las nuevas tecnologías y utilizarlas cada vez más en la docencia porque no son los alumnos los que dejarán de utilizar el móvil o el iPad… Son los profesores los que tendrán que adaptarse y utilizar otras metodologías didácticas.

¿Cuál es la mayor motivación que se puede dar a los jóvenes investigadores, ya sea en el campo de Salud, da Ciencia o en alguna otra zona?

Nunca te rindas y sigue siempre tus sueños. Y, sobre todo, haz siempre lo que quieras. Cuando hacemos algo que nos gusta, siempre es más positivo que cuando hacemos algo fuera de nuestra vocación.

El año pasado se convirtió en vicedecana de Universidad Nueva. ¿Cómo aceptaste esta misión?

Mi zona en la Rectoría está en la zona de Investigación. Geográficamente, Universidade Nova se encuentra en varias zonas y yo mismo desconocía un poco mi universidad. Estando en la Rectoría, voy conociendo mucho mejor mi “casa” e intento dar a conocer, dentro de la investigación, ámbitos que no se conocen entre sí. Hoy en día, cada vez surgen más innovaciones de la intersección de distintos ámbitos. Es importante cruzar el área de Economía con Salud, con Ingeniería. Por primera vez celebramos el Día de la Ciencia en Nueva [no dia 10 de setembro deste ano], haciendo un llamamiento a todos los centros de investigación para que los investigadores hablen de lo que hacen.

¿Existe todavía un desequilibrio en el reconocimiento del prestigio de las mujeres en la investigación?

En Portugal hay muchas mujeres por investigar. Sin embargo, lo que se comprueba es que las mujeres, aunque existen en mayor número, no alcanzan puestos de liderazgo. Por casualidad, la Universidade Nova fue invitada a unirse a un proyecto europeo sobre igualdad de género. Presentamos soluciones para que, al menos en las universidades, la igualdad de género sea una realidad. Estoy muy contento porque fue uno de los primeros proyectos que llevé a cabo como vicedecana.

En el ámbito de la investigación, ¿cuáles han sido los avances más decisivos de los últimos 30 años?

Internet, sin lugar a dudas. Podemos estar al día con el conocimiento con sólo un clic, incluso en las regiones menos desarrolladas. Por tanto, hay una mayor democracia científica con el uso de Internet. La información es muy importante.

Fotografía: Pedro Ferreira



1 de 1





[ad_2]

Source link

Comparte esto:

Deja un comentario