EVITAR SER DESPEDIDO EN EUROPA

Cómo evitar que te despidan en Europa

La pandemia generada por la propagación del SARS-CoV-2, virus causante de transmitir la enfermedad pulmonar infecciosa denominada COVID-19; ha llevado al mundo a sumirse en una masiva cuarentena nunca antes vista. Pero mientras la humanidad lucha por mantenerse segura y evitar los contagios, la economía sigue su propio curso.

Según recientes estimaciones efectuadas por expertos en el área, la economía mundial se encuentra muy cerca de sufrir nuevamente los estragos vividos entre el 2007-2016; cuando la Gran Recesión golpeó fuertemente a la mayoría de las naciones.

Actualmente, Europa se ha convertido en el epicentro del coronavirus; debido a la gran cantidad de infectados por volumen poblacional. Esta situación ha llevado a muchas empresas, negocios y centros a despedir a sus empleados paulatinamente. Por ello, en tiempos donde los trabajos escasean; se hace indispensable seguir contando con nuestra fuente de ingresos.

En este artículo te indicaremos qué medidas puedes tomar para evitar que te despidan si trabajas dentro de la Unión Europea y, en caso de que sea muy tarde, te señalaremos qué procedimientos puedes seguir. ¡Vamos a ello!

8 claves para evitar que te despidan en Europa

Anteriormente, para despedir a un empleado este tan solo debía hacer mal su trabajo. Sin embargo, hoy en día son muchos los factores que intervienen a la hora de decidir si prescindir o no de un trabajador; por ejemplo, si se lleva bien con sus compañeros, si ha adquirido nuevos conocimientos o posee ambición de crecer.

A continuación, te traemos una amplia lista con tips, claves y consejos para consigas preservar tu trabajo:

1. Autoexígete

La crisis actual implica una caída significativa en la producción, por lo que es necesario aplicarte al 100% en tu trabajo para marcar la diferencia. Posiblemente te sientas desmotivado dada las circunstancias, pero es el momento ideal para hacer más de lo que te piden y dar lo mejor de ti. Procura involucrarte en el funcionamiento de tu puesto de trabajo y proveedor de ideas que puedan mejorar la situación.

2. Demuestra que eres una persona capaz

La mejor manera para transmitir tu capacidad es, creciendo y aprendiendo. En cualquier empleo es imprescindible permitir que tus compañeros, superiores o jefes te enseñen; ya que te proveerán de herramientas para mejorar en tu trabajo. Además, la experiencia te ayudará a no cometer errores o saber cómo solucionarlos.

3. Aprende la cultura de la oficina

Para fomentar un mejor ambiente laboral, muchos empleadores toman en consideración el grado de interacción que poseen sus trabajadores entre sí. Por ello, es necesario que encajes con tus compañeros si deseas mantener tu empleo. Esto no quiere decir que deban convertirse en tus mejores amigos, sino crear una relación de compañerismo y apoyo.

Aprender la cultura de la oficina puede ser un reto en un principio, pero si lo intentas seguramente conseguirás encajar en el grupo. Procura interactuar amigablemente con tus compañeros, salir de vez en cuando luego de la jornada laboral y brindarles camaradería; estos pequeños gestos pueden traerte grandes beneficios.

4. Cree en ti

La autoconfianza te permitirá mantener elevados tus niveles de energía, lo que te ayudará a salir airoso de los desafíos que se puedan presentar. Si te sientes desanimado o piensas que no podrás cumplir tus metas; recuerda cada circunstancia desafortunada o complicada que hayas superado. Recordar lo fuerte que eres, te ayudará a recobrar la confianza y a seguir adelante.

5. Gestiona los problemas

Aprender a gestionar los problemas es parte importante del desarrollo de cualquier trabajador, esto permite a los superiores delegar tareas, con la confianza de que serán realizadas sin ningún tipo de problemas. En caso de que se presente alguno de estos, deberás poseer la autonomía suficiente para solventarlos sin tener que pedir ayuda innecesariamente.

6. Acepta los retos

Parte importante de crecer en un empleo es, aceptar los desafíos que se vayan presentando. Para evitar cometer errores, es necesario ir aumentando el nivel de dificultad paulatinamente; de lo contrario podrías encontrarte en la desafortunada situación de no cumplir con una tarea que se te haya solicitado. Procura fijarte objetivos, mostrar iniciativa y hacer recomendaciones inherentes a tu puesto.

7. Sé proactivo

Este consejo puede hacer una gran diferencia; ya que te permitirá convertirte en un trabajador valioso. Para llevarlo a cabo, tendrás que aportar ideas innovadoras que permitan crecer al negocio. No seas otro empleado más que tan solo hace lo que le piden; sé curioso, analiza, reflexiona y actúa. Tal vez no lo sepas, pero a ti se te podría ocurrir una idea brillante que ayude considerablemente a la compañía.

8. Hazte un trabajador valioso

Como te mencionamos en el punto anterior, es necesario que tus jefes te califiquen como un gran e indispensable trabajador. Para ello, tendrás que esforzarte al máximo y hacer lo que otros empleados tal vez no estén dispuestos a hacer. Muéstrate disponible y toma la iniciativa, conviértete en un elemento irremplazable para la empresa.

Formas legales para evitar ser despedido

Lamentablemente, existirán casos en los que por mucho que lo intentemos no podremos evitar ser despedidos. Si este es tu caso, no te preocupes; ya que a continuación te indicaremos qué medidas legales puedes seguir para evitar ser despedido:

1. Formar parte del sindicato

En la mayoría de las compañías, existen comités o personal que se en encargan de velar por los derechos de los trabajadores; por lo que actúan como sus representantes laborales. Dentro de estos, tenemos la protección frente al despido; por lo que podrías ampararte en los derechos del sindicato.

2. Ampararse en una situación de carácter especial

En la mayoría de las legislaciones, se establecen una serie de situaciones por las que un trabajador no puede ser despedido y que por el contrario, se encuentra protegido por la ley. Dentro de estas tenemos: permisos por maternidad y paternidad, reposos médicos, excedencia, guarda legal, entre otras.

3. Sin notificación

En caso de que no se te haya notificado por escrito el despido, este será tomado como inválido para la legislación actual vigente. Por otro lado, puedes ampararte en otras figuras legales como la inamovilidad laboral o la solicitud de renuncia.

Algunos trabajadores optan por bloquear sus despidos demandando o denunciando a la empresa, por incumpliendo de alguna cláusula del contrato o por ejecutar un despido injustificado. Para activar esta alternativa, es necesario estar completamente seguros de que se ganará o de lo contrario, se corre el riesgo de manchar nuestra reputación laboral.

Comparte esto: