La Fe y las redes sociales

La fe y las redes sociales

¿La tecnología es enemiga de la creencia? Pues diversas iglesias y ministerios han buscado que sea justamente lo opuesto, empleando las redes sociales para acercar a la nueva generación hacia la conexión con la fe, todo esto ocurre desde la organización y el trabajo de la religión en mantener sus valores y el enfoque del Evangelio a la población más joven.

Más de 192.000 adolescentes han sido impulsados hacia la fe, por medio de la ayuda de las redes sociales, creando un lazo auténtico con Jesús, como inspiración se encuentra el ministerio cristiano Groundwire que implementa estrategias para realizar el evangelismo, esa es una alternativa que pueden adoptar toda clase de religiones.

La misión de mantener la fe en los adolescentes

El truco de usar la tecnología para llegar a los jóvenes, es concentrarse en las personas que sean susceptibles en la fe, es decir no es una lucha contra aquellas personas que se describen como ateos, sino apuntar hacia más del 71% de la generación de Millennials y de la generación Z que cree en la existencia de Dios.

El problema entre la religión y los jóvenes, no guarda relación con la creencia en Dios, sino más bien que se presenta una incompatibilidad con la cultura de la religión que anula a los jóvenes, y ellos mismos ignoran los preceptos que establece la iglesia, por eso la solución se encuentra en el enfoque de las redes sociales para que la nueva generación esté presente.

Desde las aplicaciones es más sencillo exponer a la audiencia joven todas las novedades de la religión, hasta el punto en el que creen lazos personales con Jesús, sobre todo cuando las obligaciones sólo son interrumpidas por las aplicaciones de entretenimiento, esa es la brecha de oportunidad que posee la religión.

Usando la pantalla de los móviles como espacio para sembrar la fe, es posible que salga a la luz la reflexión, haciendo que todos los jóvenes sientan la necesidad de acercarse a Dios, sin necesidad de presionar o caer en una discusión sobre la existencia de Dios y las diferentes teorías que circulan en línea.

Lo más importante que se debe transmitir

La necesidad real de todas las religiones, se encuentra en la tarea de hacer recordar a la población la necesidad de estar con Dios, el rol que posee en la vida y en el desarrollo del hombre, de ese modo cuenta con un respaldo al momento de enfrentar cualquier situación u obstáculo que se presenta en sus vidas.

La estrategia toma forma bajo la digitalización, donde se concentra la generación Z y los Millennials, ya que esa cantidad de horas que se encuentran frente a la pantalla, puede ser aprovechada para sembrar la fe, sin necesidad de que asistan a la iglesia y sin dejar sus móviles a un lado, sino todo lo contrario todo se puede combinar.

La religión debe hacer justo lo opuesto e ingresar a la voluntad de los jóvenes desde la tecnología, es una atracción sobre las principales generaciones juveniles pueden ser reunidas con la fe por medio de videos de corta duración, con la finalidad de ganar todo el interés de los mismos, hasta que ingresen a portales web cristianos. 

Eso causa que las religiones deban organizarse hasta formar un equipo, con amplia disponibilidad de 24 horas del día para mantener viva la esperanza de comunicarse y conversar con los demás, convirtiendo el sitio web es una vía de salvación que postula la religión desde un diálogo más simple y entendible para la juventud.

Las posibilidades de la tecnología

La facilidad de que un joven tenga acceso a realizar oraciones y ubicaciones de iglesias cercanas, ha hecho que se coseche una buena educación religiosa, generando hasta 116.000 conversiones durante el año 2020 y en el año 2021 esa cifra aumentó a 192.000 conversiones de claro apego por las creencias.

Cada religión puede sentir mayor veneración a través de esta alternativa, es un reconocimiento de los valores de la fe, ya que ocurren e intervienen en la vida de los jóvenes más allá de su postura ante la cultura de la iglesia, eso es lo que se debe acentuar, el trabajo de toda religión es conservar el enfoque de los jóvenes en Dios.

Lo ideal es que los jóvenes puedan sentir la necesidad de Dios para obtener sabiduría, eso causa que deseen que esté presente en cada paso sobre su camino personal, todo esto surge desde la creación de contenido, y la difusión de la importancia de la religión es una necesidad hoy en día, donde es indispensable que predomine la sabiduría.

Las innovaciones tecnológicas rinden frutos

Esta apenas es una muestra de todo lo que resta por hacer dentro de una religión, la tecnología en vez de ser un enemigo es un aliado de gran valor para expandir todos los detalles que sostienen una creencia, es una apuesta hacia otras vías de comunicación donde se concentran los jóvenes en la actualidad y no hay razón para desaprovechar este camino.

Los frutos de la devoción y la confianza en Dios, pueden originarse mediante aplicaciones y contactos tecnológicos, porque no hay motivos para sólo postular a la iglesia o a los ministerios como un encuentro físico, no debe ser algo rígido ante los jóvenes que viven bajo la dinámica de las redes sociales, al contrario es un campo por explotar.

Cualquier mecanismo digital que se convierta en un vínculo con la creencia, se puede aprovechar por completo para sembrar muchas ideas que se traduzcan en un seguimiento religioso nunca antes visto por los jóvenes, pero requiere de mucha flexibilidad de la iglesia por comprender también la cultura moderna y adaptar el evangelio hacia ese punto de vista.

Es esencial utilizar todas las herramientas posibles para llegar hasta los creyentes, esta es una prueba de los resultados que emite, pero existen muchas formas de hacerlo y lograrlo, es fundamental seguir creando estos lazos con la comunidad para que no se pierda la esencia de la creencia sino que permanezca viva en jóvenes y futuras generaciones.

Comparte esto:

Deja un comentario