Las mejores dietas para adolescentes

Las mejores dietas para adolescentes

La adolescencia es una de las etapas más complejas, es importante seguir una dieta comenzando los catorce años para los niños y los doce años para las niñas debido a diferentes cambios intelectuales, fisiológicos, psicológicos y sociológicos que se dan con forme el desarrollo.

Estos cambios psíquicos y físicos presentes en estas edades en cuanto a la nutrición tienen un gran impacto, ya que inciden en la maduración y el crecimiento directamente. Los adolescentes demandan dietas nutricionales similares, lo que se debe tomar en cuenta es el ajuste que se debe dar de acuerdo al crecimiento y estado nutricional.

Dieta para adolescentes de 12 a 18 años

Los adolescentes deben llevar una dieta nutritiva, ya que los mismos necesitan de los nutrientes necesarios para su buen desarrollo, recordemos los chicos de estas edades deben pasar por un proceso de maduración sexual el cual producirá cambios en su cuerpo, estos procesos requieren una de una gran cantidad de energía y nutrientes.

A un adolescente se le debe proporcionar una dieta sana y balanceada donde los carbohidratos y las proteínas deben ser suministrados en las mismas porciones que las de un adulto saludable, además se le deben proporcionar una cantidad adecuada de ácidos grasos los cuales el organismo no puede producir por sí solo.

La dieta de un adolescente cuenta con ciertas características las cuales son:

  • Se debe mantener horarios estrictos de comida diariamente.
  • No se debe saltar ninguna comida.
  • Variar diariamente los alimentos.
  • Se debe comer despacio, en un espacio libre de estrés y se deba masticar muy bien la comida antes de ingerir.
  • Consumir los alimentos en orden es decir primer plato, segundo plato, postre.

Los alimentos procesados e industriales, no deben omitirse pero si es recomendable no consumirlos en grandes cantidad.

Evidentemente en la dieta de un adolescente se debe consumir en el transcurso del día 3 comidas y la merienda. Cada comida debe estar dotada de proteínas, hidratos de carbono, vitaminas, hierro, nutrientes, minerales entre otros, esto debe ser según cada grupo de alimento establecidos en la pirámide.

Dieta nutricional común durante la adolescencia

Aunque se trata de una etapa en la que se mantiene un buen apetito por la comida, es durante la adolescencia que los niños adquieren un gusto personal en su dieta. Los cambios en la dieta del niño se verán influenciados por amigos, sin embargo dentro de la familia es distinto ya que existe un patrón.

Por lo tanto las dietas alimenticias son fácilmente alteradas y pueden terminar en problemas en la alimentación. Los expertos señalan las principales causas de estos cambios en la dieta que se dan durante este periodo en la alimentación de los adolescentes.

Es importante que durante la adolescencia se tengan los aportes necesarios de calcio durante la dieta, para cubrir las necesidades del cuerpo a corto y largo plazo, El total de la masa ósea se obtiene entre los 25 hasta a 30 años. De no adquirir la dieta necesaria de calcio, esta ausencia puede conllevar a la aparición de enfermedades que se presentan en edades más adultas.

Durante la adolescencia es importante controlar la dieta del consumo de azucares y grasas saturadas, ya que los adolescentes tienden a presentar niveles altos de colesterol y triglicéridos en la sangre. Esto se debe a la reducción sistemática del diámetro de las arterias, por formación de lesiones de aterosclerosis, lo que se puede dar de manera natural o también por antecedentes en la familia.

El organismo de un adolescente necesita de los nutrientes necesarios para su desarrollo, los cuales son indispensables, es decir, la dieta de un adolescente debe estar constituida principalmente por:

  • Las proteínas, estas ayudan a la estructura del organismo y a nuevos tejidos
  • Las vitaminas las mismas hacen efecto en el proceso metabólico.
  • El calcio este mineral es esencial para el desarrollo del esqueleto humano, su consumo se debe aumenta de 1.200 a 1.300 mg diarios, es decir los lácteos son sumamente importante.
  • Los minerales estos ayudan al que el sistema enzimático trabaje correctamente.
  • El zinc el mismo se encuentra en los vegetales.
  • El hierro aumenta el volumen de la sangre, este en especial es importante para las chicas debido a la pérdida de sangre que presentan mensualmente.
  • Agua es imprescindible.

Dieta sana en la adolescencia

Una dieta saludable se depende del tipo de vida que se posea, comer sano es algo que se debe aprender desde joven, ahora que ya sabes cómo no debe alimentarse un adolescente te presentamos unos lineamientos para una correcta dieta, es importante asegurarse de seguir estos lineamientos.

  • Se debe comer 3 veces al día, con meriendas saludables intercaladas.
  • Ingerir mucha agua, evitando beber bebidas azucaradas.
  • En lugar de beber jugos es mejor la fruta, lo natural siempre va bien.
  • Consumir alimentos balanceados
  • Comer más fibra y consumir menos sal.
  • Consumir frutas y vegetales como merienda.
  • Consumir más pescado y pollo y limitar el consumo de carne roja.
  • Evitar las frituras
  • Disminuir el uso de grasas y salsas.
  • Consumir un bajo nivel de azúcar.

Evitemos una mala alimentación sigamos los paso para una dieta sana diaria.

Dieta perjudicial

Los adolescentes en la actualidad incluyen en su dieta la comida rápida, lo que les hace a llevar una dieta muy rica en contenidos de azúcares, grasas saturadas y niveles de caloría y sodio. A esto se le suma el consumo de bebidas y golosinas en la dieta, las cuales  aportan grandes cantidades de azucares además de que también ayudan a la erosión dental.

Por otro lado también se hace muy común en los adolescentes el saltarse algunas comidas durante la dieta, en especial el desayuno y en algunos casos también la cena, lo que crea un desequilibrio en la dieta que también perjudica el rendimiento a nivel escolar.

Una mala dieta en un adolescente puede provocar anemia la cual se presenta por falta de vitamina, esta se puede evitar manteniendo una dieta equilibrada en consumo de carnes rojas, como morcillas , o algún embutido que contenga cantidades de sangre, también el hígado o butifarra negra, por lo menos una vez por semana.

Comparte esto: