Marcas de coches españolas que han desaparecido


Marcas de coches españolas que han desaparecido

Si hacemos una encuesta a toda la población española y les preguntamos qué marcas de coches conocen, muchos responderán seguramente con marca de coches niponas como la Toyota, Nissan, Honda, Suzuki, o quizás respondan Audi, Mercedes- Benz, BMW, etc.

Sin embargo, si hacemos la encuesta un poco más selectiva y les preguntamos, ¿Cuáles marcas de coches españolas conoces? Probablemente tu respuesta sea rápidamente Seat, pero adicional a esa quizás te quedes sin respuesta alguna.

Sin embargo, existen coches españoles que quedaron para el recuerdo, coches que marcaron la pauta en su tiempo, pero por una u otra circunstancia desaparecieron para quedarse en todos nosotros como un buen recuerdo de la época dorada de España.

Marcas de coches que quizá no conocías, pues tal vez estabas muy crio para saber algo de estos clásicos coches españoles que pertenecen a la historia moderna de nuestro país España que lamentablemente pasaron a ser coches que desaparecieron del mercado español.


¿Coches españoles desaparecidos?

Si, como lo estás leyendo. Debido a las diversas crisis económicas de nuestro país ha habido marcas de coches españoles que han tenido la horrible tarea de cerrar sus puertas y no seguir en el mercado.

Por lo que la producción de aquellos clásicos coches españoles tuvo que desaparecer de todo el mercado europeo. Sin embargo, no te preocupes, a continuación, te traemos todas las características de dichos coches y cuales fueron para su época las grandes características de su momento.

 

Casa Hispano – Suiza

La casa Hispano – Suiza es una de las casas de coches españoles desaparecidos. Esta casa de coches españoles fue fundada en 1904 en la ciudad de Barcelona – España. La cual se dedicó a sus inicios a la fabricación de motores de combustión interna principalmente. Sin embargo, con el pasar de los años la casa Hispano – Suiza se fue diversificando hasta diseñar y fabricar los lujosos coches que nuestros padres y abuelos tanto usaron y condujeron.

Esta marca española de coches comenzó a producir coches de competición y gran lujo que empezaron a salir al mercado en los años de 1911, motivo por el cual la casa Hispano Suiza alcanzó un gran reconocimiento internacional y mucho prestigio en las primeras décadas del siglo XX.

Sin embargo, la casa Hispano – Suiza paró la producción de sus coches al iniciar la guerra civil española y hasta hora no ha reactivado la producción de coches. Hace varios años la casa Hispano – Suiza fue comprada por el gran imperio francés de coches el grupo Safrán y se espera que reinicien la fabricación de coches artesanales de lujo en los próximos años.

    El grupo Safran ha dado los últimos comunicados en las ruedas de prensa comunicando la posibilidad de nuevos diseños, con características clásicas añadiendo características actuales, con múltiples opciones de personalización. Convirtiéndose así la antigua Hispano – Suiza en coches de lujo y categoría.

 

Casa Santana Motor

    La casa Santana Motor fue una de las empresas automotrices más grandes de Europa en su época, y la segunda marca española más vendida en todos los tiempos (la primera marca en ventas de coches españoles como te imaginaras es seat). Esta casa de coches españoles se ubica también en nuestra lista de coches españoles desaparecidos.

Los inicios de la casa Santana Motor fue a finales del siglo XX, en donde esta empresa en sus inicios se dedicaba únicamente a la fabricación de maquinaria pesada para uno agrícola. Sin embargo, la casa Santana Motor se fue diversificando y creciendo en todos los ámbitos y a principio de los años 60 se introdujo en el mundo automovilístico español.

    La casa Santana Motor realmente se dio a conocer a mediados de los años 60, debido a una gran alianza que hizo con la casa automotriz de Land Rover. Por lo que empezó a producir coches españoles todo terreno para toda Europa.

    La casa Santana Motor siguió la fabricación de sus coches a lo largo de muchos años, sin embargo, paró la producción y se disolvió como compañía en el año 2011.

Entre los modelos de coches más conocidos de la casa Santana Motor destacaron el Santana 1300 y el Santana Aníbal. Coches que para su momento tuvieron gran impacto en la industria automotriz aportando en su época revolucionarios diseños y motores potentes que cautivaban a los amantes de coches rápidos.

 

Casa Clèment – Bayard

    La casa Clèment Bayard en realidad no fue del todo española, sin embargo, algunas de sus sedes de operaciones se ubicaron dentro de nuestro país. Esta industria automotriz abrió sus puertas en el año de 1903. Esta compañía tiene una historia realmente corta e incluso puede decirse que es una de las historias más cortas dentro del mundo automovilístico.

    La casa Clèment Bayard fue creada por el emprendedor Gustave Adolphe Clément, sin embargo, la compañía en su época fue conocida mayormente como La Macérienne y de ella salió desde bicicletas, aviones, dirigibles y los famosos coches de competición por los que era famosa la marca Clément Bayard.

    Sin embargo, la casa Clèment Bayard no tuvo nada de suerte, ya que la gran guerra cayó en manos de los alemanes, por lo que cayó en picada la venta de coches, aviones, dirigibles y bicicletas y se dejó de producir automóviles en España y Francia.

    Posterior a la gran guerra la casa Clèment Bayard no levantó cabeza en la industria automotriz y paro todo tipo de actividades en el año de 1922 en donde vino a formar parte de los coches de han desaparecido.

 

Casa Austin

    La casa Austin si bien no es una empresa de coches española, muchos de sus coches antes de la segunda guerra mundial transitaban en las calles de nuestro país, e incluso nuestros padres y abuelos manejaron por largos años disfrutando de su confort y su gran espacio interno.

    Austin en realidad es una compañía británica que se fundó en el año de 1905 y se caracterizó por crear coches lujosos, distinguidos y elegantes que destacaron en las calles de Europa antes de la guerra.

El punto de quiebre de esta compañía o mejor conocida como Casa Austin fue el inicio de la segunda guerra mundial, en donde en 1952 se fusionó con la empresa Morris generándose así la empresa BMC.

Sin embargo, en 1987 los Austin se dejaron de comercializar bajo su marca y empezaron a formar parte de la industria de BMW, pero los modelos Austin no volvieron a aparecer.

 


 



Source link

Comparte esto:

Deja un comentario