Paro de autónomos

Paro de autónomos

Antes de hablar del paro de autónomos, es necesario definir que es un trabajador autónomo; es aquella persona que realiza de forma directa y de manera habitual una actividad económica de la cual se lucra, pero no tiene un contrato de trabajo.

Este tipo de trabajadores desde siempre se han visto afectados por el sistema laboral. Una vez que perdían su trabajo no disponían de ningún tipo de protección, hasta el 28 de diciembre del 2018 cuando se decreta que por obligatoriedad todos los autónomos deben de cotizar para las contingencias.

Resultado de imagen para imagenes de autonomos

En qué consiste el paro de autónomos

Es conocido como el sistema de protección por cese de actividad, pero popularmente se le llama paro de autónomos. Por medio de este sistema el trabajador tiene la posibilidad de disfrutar de un ingreso mensual que le permite mantenerse mientras se encuentran sin empleo.

Por medio sistema el trabajador está protegido cuando por cualquier causa se vea obligado a cesar su actividad laboral. Este tipo de prestaciones llevan incluida una prestación mensual, tal como ocurre con el paro de los trabajadores por cuenta ajena, y la cotización de la Seguridad Social por contingencias.

Esta protección por el cese de actividad, no sólo se basa en lo que reciben mensualmente los trabajadores, sino que también en todas las acciones formativas que se incluyen para logar nuevamente la reinserción laboral. Estas acciones están creadas para lograr introducir a estos trabajadores nuevamente al mercado de trabajo.

Parámetros para disfrutar de este beneficio

Es necesario para poder gozar del beneficio por paro de autónomos, se establecieron ciertos parámetros para los autónomos que esperan disfrutar de este beneficio:

  • Lo fundamental es estar afiliado y en situación de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos).
  • Tener un período de cotización mínima por cese de actividad, el mismo debe de tener más de 48 meses antes del cese sin interrupciones.
  • Es necesario que se esté en situación legal de cese y la misma debe de estar acreditada.
  • No la edad que te brinde el derecho a la jubilación.
  • Es obligatorio estar al día con las cuotas y el pago de la Seguridad Social.  Si por algún motivo no se está al día cuando inicie la fecha del cese debe por lo menos tener cubierto el periodo mínimo de cotización para poder gozar del paro de autónomos.
  • Si por algún motivo los autónomos pierden su licencia para ejercer la actividad por cualquier tipo de infracción penal, no tiene derecho al beneficio por cese de actividad. Pero si la licencia es retirada por otros motivos si podrán disfrutar del beneficio.
  • Esta ayuda también podrá ser eliminada en casos de infracciones o por sanciones de Orden Judicial, por traslado a otro país, en caso de que el solicitante realice trabajos por cuenta propia o ajena, por fallecimiento.

¿Cómo se puede disfrutar este beneficio?

Para poder disfrutar de este beneficio es obligatorio que el cese de la actividad esté provocado por alguno de estos motivos:

  • Que las pérdidas económicas durante un año o más (superen el 10% de los ingresos) sin incluir el primer año de la actividad.
  • Que se dé el caso de actuaciones judiciales o administrativas por deudas de por lo menos el 30% de los ingresos percibidos durante el ejercicio económico previo.
  • Procedimiento concursal  que impida el ejerció de la actividad según la Ley 22/2003, de 9 de julio.
  • En casos de divorcio o separación en el cual uno de los trabajadores participe por cuenta propia en la empresa ya sea realizando actividades correspondientes a la ayuda familiar y se pueda evidenciar en el Régimen de la Seguridad Social
  • Mujeres que sean autónomas que sean víctimas de violencia de género que no puedan cesar su actividad (aun cuando sea de forma temporal)

¿Cuánto se cobra por este beneficio?

Es muy importante tener en cuenta el tiempo que se puede disfrutar de este beneficio, ya que el mismo dependerá del número de meses a los que se tiene derecho a cobrar la prestación por el cese de la actividad y este dependerá del período que haya cotizado.

Un profesional autónomo debe de tener como mínimo 12 meses cotizados de forma continua e inmediatamente anteriores a la situación de cese. La escala completa se establece según la relación entre los periodos de cotización y la duración de la prestación por el cese de la actividad:

  1. Cuando se cotiza entre 12 y 17 meses se recibe el beneficio durante un periodo de cuatro meses.
  2. Al cotizar por 18 y 23 meses la prestación tendrá una duración de seis meses.
  3. Por unas cotizaciones de entre 30 y 35 meses se percibe el beneficio por un periodo de diez meses.
  4. Entre 36 y 40 cotizaciones se puede recibir por un periodo de un año.
  5. Al cotizar entre 43 y 47 meses la prestación será de unos 16 meses de ayuda.
  6. Por más de 48 meses cotizados el beneficio tendrá una duración de dos años.

Cuantía del Paro de Autónomos

Es importante saber que  la cuantía de la prestación del paro de autónomos corresponderá al (70%) y vendrá determinada por el promedio de las bases cotizadas durante los últimos doce meses antes del cese. Si  el trabajador autónomo tiene hijos a su cargo la cuantía variará entre el 80% y el 107% según sea el caso.

También existe otra forma para cobrar este beneficio, es a través de de un pago único, es lo que se llama capitalización del paro. El cual se puede utilizar para volver a comenzar o participar en una sociedad limitada, una cooperativa o sociedad mercantil.

El plazo para solicitar el paro de autónomos será hasta el último día del mes siguiente que cese la actividad. Pero si la terminación de la actividad sea por motivos económicos,  técnicos, por violencia de género, motivos de fuerza mayor o muerte del cliente, el plazo comenzará a partir de la fecha que ocurran dichas situaciones.

Comparte esto: