¿Por qué motivos puede despedirme procedentemente?

Por que motivos puede despedirme procedentemente

Al momento de ser despedido, sin duda surgen muchas dudas al respecto, ya que el empleado se siente en una situación vulnerable, sobre todo porque se presenta una enorme incertidumbre al respecto de cómo ocurrió tal despido, dado que es obligación de la empresa encuadrar las razones del despido en causas de ley.

Conocer las formas de despido resulta indispensable tanto para no caer en ellas, como también para identificar cuando el ente se encuentra infringiendo estas causas, además de que se debe proteger su puesto o cargo laboral, dedicarle la importancia que merece respetando las normas establecidas.

Impuesto, Formularios, Ingresos, Negocio

Conoce las formas de despido procedentes

En primer lugar para que un despido sea procedente, debe estar encuadrado el hecho ocurrido en alguna causal impuesta por las regulaciones laborales, como puede ser la falta de honestidad dentro del desarrollo de sus funciones en el trabajo, es decir operar con mala fe para propiciar algún beneficio personal.

Otra circunstancias para que el despido pueda proceder es una actuación por encima de los procedimiento administrativos impuesto, hasta incurrir en un hecho ilegal, como puede ser falsificar algún documento que era establecido como requisito, sobre todo si de esta acción se consigue obtener una retribución.

En este mismo orden, se encuentra cuando algún empleado viole el respeto dentro del establecimiento laboral, es decir que realice alguna acción inmoral tanto al director del recinto como a sus compañeros, ya que se vulnera la convivencia y no termina siendo saludable para el trabajo.

Un hecho que también juega un rol fundamental, son los descuidos, ya que cuando dentro de las funciones se omite alguna acción que directamente pongan en riesgo la seguridad y la higiene del trabajo, lo que podría acarrear con consecuencias sumamente negativas hasta causar un daño, por ende da cabida para un despido.

Una causa también importante son las ausencias al trabajo, ya que no se puede recibir ingresos sin cumplir con sus funciones, se estima un máximo de inasistencias que no sean razonadas de forma continua, para que se genere un motivo de tener que prescindir del trabajador, ya que no se encuentra asistiendo al trabajo.

Más motivos por los cuales se procede un despido según normativas

Una forma de despido procedente también surge con la intención de cuidar el patrimonio de la empresa, ya que si el empleado genera un perjuicio de forma intencional o incluso con negligencia bien sea a algún mobiliario, herramientas, o cualquier producto de la empresa que sea implementado para las funciones laborales.

En otro aspecto cuando se trata de alguna industria, en la cual se manejan secretos de la elaboración de productos, estos por supuesto no se pueden divulgar, donde se cuida el hecho de no perjudicar a la compañía al beneficiar a la competencia, es cómo no sentir ese sentimiento de pertenencia o respeto por el trabajo.

Una acción que termina repercutiendo en una despido es el abandono del trabajo, es decir alguna salida sin autorización dejando a la deriva sus funciones, o no querer cumplir con las actividades para las cuales fue contratado, o dejar sin supervisión alguna máquina que se encuentre operando dentro de la jornada laboral.

La jornada laboral merece respeto, ya que las cotizaciones obedecen son a la asistencia continua a la misma, no se puede dejar desatendido su puesto o cargo, además de que sería una burla para los demás compañeros que si se encuentran cumpliendo con sus obligaciones habituales.

Pensar en alguna conducta inapropiada es ajustar a una causal de despido, es decir deben ser acciones que sean capaces de causar un deterioro del funcionamiento habitual del trabajo, rompe con todo ambiente laboral, por ende se deben fijar estas normas para preservar un orden vital en la producción continua.

Reconocer cuales son los hechos que pueden ocasionar un despido te permite evitarlos rotundamente, además de que son situaciones de sentido común, se debe mantener una forma de actuar adecuada al entorno donde se encuentra, un trabajo es un compromiso sobre todo por los ingresos que se reciben.

Si la empresa cumple con sus obligaciones salariales nada le cuesta al empleado cumplir con las suyas, es decir el trabajo diario es una retribución de las acciones que desempeña dentro del área laboral, por supuesto cualquier incumplimiento rompe con la relación laboral, esta debe ser recíproca desde todo punto de vista.

Estas causas terminan siendo justificadas, pero de igual forma la empresa debe llevar registro de las faltas como las inasistencias, es decir todo sustento que termine dejando en evidencia el comportamiento equivocado que está teniendo el empleado, todo se debe gestionar actuando conforme a la ley.

Conserva tu empleo conociendo los motivos de despido

El desconocimiento no puede prevalecer para perder tu puesto o cargo laboral, además de que no caer en estas causas de despido procedentes también contribuye a ser tomado en cuenta para ir progresando en el ámbito laboral, escalar a un puesto mayor, es decir ser ascendido, lo que repercute en mayores ganancias.

Todo empleado debe aspirar a mantener una actitud idónea ya que esto termina por abrir las puertas hacia más oportunidades, construyendo un currículo sólido, ganando experiencia, todo se termina configurando para escalar hacia el éxito personal, lo que a su vez ocasiona el éxito de la propia empresa.

Conservar un empleo siempre habla bien de una persona, a menos que presentara o padeciera condiciones no propicias para su desarrollo, pero cuando te agrada tu trabajo no es un esfuerzo comportarse adecuadamente sino todo lo contrario, eso va inmerso en la responsabilidad propia en la ética al momento de ocupar un cargo.

No hace falta caer en problemas, se debe mantener al margen de estos motivos, sabiendo que en la actualidad la situación económica de cualquiera depende del trabajo, ningún ingreso llegará de la nada, se necesita prestar un servicio en base a sus habilidades y conocimientos para poder contar con un salario.

De igual forma cuando la actuación de la empresa no se encuentre fundada en estos motivos se debe reclamar sus derechos, ya que estos se imponen como parámetros para poder romper la relación laboral, dado que el derecho al trabajo es uno de los derechos humanos, por ende posee un peso universal.

Comparte esto: