Presidente de Corea del Norte

Presidente de Corea del Norte

La historia del Presidente de Corea del Norte, también conocido como el presidente Eterno, inicia en 1945 tras la Segunda Guerra Mundial. La península fue dividida a causa de la guerra fría y las dos grande potencias de esa época ocuparon su a lo largo del territorio de Corea dividiéndose entre el sur y norte.

Durante un tiempo se creyó que ambas zonas se podrían reconciliar, poniendo un fin a aquella división territorial. Sin embargo y a pesar de que Estados Unidos y La Unión Soviética (países que iniciaron la división) se retiraron acabando la guerra fría, Corea del Norte se negó, creándose de ese modo dos países con dos tipos de gobiernos completamente distintos.

Los inicios de Presidente de Corea del Norte

Tras el fin de la II Guerra Mundial y en vista de los hechos previstos por la Guerra Fría, el líder político designado por la unión soviética Kim II-Sung se vio en la necesidad de tomar represalias, lo que daría inicio a la gobierno Junche conocido en la actualidad.

El país se considera así mismo cómo un gobierno democrático, alegando que cada cinco años tal y como lo estipula la constitución se realizan elecciones activas.

No obstante, el único al que se le puede llamar presidente es al mandatario ya fallecido Kim II-Sung, quién tras su muerte deja a cargo del país a su hijo Kim Jong-II y este a su vez al máximo mandatario acreditado en la actualidad, el nieto de Sung también llamado Kim Jong-Un.

En honor a la fundación del partido más grande la república, y el único conocido tras la separación del imperio japonés, los norcoreanos cuentan los años a partir del 1912 el año de nacimiento de líder fundador, a quién también le honran con estatuas y lemas que establecen que, a pesar de no estar físicamente con ello, él jamás morirá.

Es así que se crean los dos más altos cargos que se pueden obtener en Corea del Norte: Presidente de la Asamblea del Pueblo y Presidente de Comisión Nacional de Defensa.

Cargo Póstumo Similar al de Presidente de Corea del Norte.

Tal como observamos en el relato anterior, tras la muerte del comandante supremo Kim II-Sung, la República de Corea del Norte crea un cargo póstumo para el heredero principal de Kim, su primogénito quién después de fallecer le deja el cargo a su segundo hijo Kim Jong-Un.

El hermano mayor de Jong-Un no pudo optar por el cargo y actualmente se encuentra exiliado del país. La población no puede comunicarse con el exterior y residentes de otros países comentan que la mayoría de ellos no sabe que sucede a las afuera de Corea del Norte, más allá de las tenciones vividas en la frontera con Corea del Sur.

Se sabe que los niños y jóvenes nacidos dentro del régimen Junche, creen absolutamente todo lo que el gobierno les diga, reporteros que han logrado viajar al país y turistas comentan como los pequeños admiran al dictador y expresan su deseo de imitarle hasta en su vestimenta, otros se justifican no haber vivido nada más que ello y que esa es la razón por la cual no logran comprender nada más.

Principales Problemas que vive el Presidente de Corea del Norte

Kim Jong-Un ha vivido muchos problemas desde que tomó el cargo de líder principal, tal cual como lo hizo su padre quién vivió la hambruna más grande presentada en la historia de Corea.

Los principales problemas que tiene la presidencia de corea del norte, o la dictadura como prefieras decirle, son de tipo políticos. El exterior, y especial fuerzas de Estados Unidos, desean entrar a derrocar el gobierno autoproclamado lo que mantiene a los líderes a la expectativa, dispuesto a ir a la guerra si es necesario para defender su territorio.

La ONU y el actual gobierno de Donald Trump, han intentado convencer al joven líder de dejar su obsesión por las armas nucleares a cambio de una beneficencia económica, y a pesar de que pasan por malos momentos en la economía norcoreana, Kim Jong-Un se niega alegando que no hay confianza entre los estados que le garantice paz territorial.

Es por esa razón, la suspicacia del líder, lo que mantiene en alerta al ejército. El cuarto ejército más grande del mundo.

Entre otros problemas, se violan muchos derechos humanos, entre ellos el derecho a la libertad de expresión.

Los pocos norcoreanos que desean expresar lo que saben acerca de la dictadura que viven y los beneficios observados en el exterior no pueden hacerlo y los que desean conocer lo que hay más allá de sus fronteras sin querer salir solo pueden saber lo que les ofrece el gobierno y es que hasta las páginas de internet internacionales están bloqueadas.

A los pocos periodistas que se les permite la entrada se les registra hasta lo último que tienen, se les ofrece alojamiento lejos de la ciudad y se les acompaña en gran parte de los momentos.

A los ojos de las poblaciones externas pareciera que los tienen sumidos en una especia de ignorancia que los hace alegar que “están bien y comen lo suficiente” aun cuando se ha observado y escuchado que no es de ese modo.

Muchas familias fueron incluso separadas tras la separación de los dos coreas y pocos han logrado reencontrarse, ya que a pesar de haberse terminado la guerra fría y alguno de los principales conflictos, todavía no se ha firmado ningún tratado de paz.

Curiosidades del Presidente de Corea del Norte

  • A pesar de ser un líder militar de cuatro estrellas se conoce que carece experiencia militar.
  • Tiene fascinación por las armas nucleares, se dice que posee en su arsenal entre 40 a 50 armas, más misiles y lo que él da a conocer como “creaciones estratégicas” armas diseñadas por ellos para estar listos para cualquier guerra.
  • Tiene un alto nivel de crueldad, se le adjudican 100 asesinatos de altos mandos, incluyendo a su tío al que calificó de “corrupto”.
Comparte esto: