Presidente de Italia

Presidente de Italia

La figura de un jefe de estado representa un enorme cúmulo de responsabilidades, ya que es la cara al frente de toda una nación, por ello comprender la trayectoria que contiene un país sobre las diferentes personas que han ocupado este rol permite entender la historia o las acciones que han sido vitales para el desarrollo del país.

En el caso de la figura del presidente de Italia, se han visto diversas tendencias políticas, donde la selección del mismo se lleva a cabo por medio del Parlamento, una vez se haya instalado una sesión común donde todos sus miembros intervienen, a partir de ello el periodo principal consta de 7 años.

Florencia, Italia, Iglesia, Tuscany

Trayectoria de la figura del presidente de Italia

La residencia o el establecimiento físico del presidente de Italia se encuentran en el Palacio del Quirinal, por otro lado, el origen de este orden jerárquico político se encuentra regulado y establecido bajo la instauración de la Constitución de la República Italiana, esto ocurrió el 1 de enero de 1948.

A lo largo de la historia, Italia ha contado con 12 presidentes aproximadamente, dejando a un lado los provisionales que han tenido que asumir estas enormes funciones en periodos de transición o en alguna eventualidad prevista por la ley, lo que permitía que pudieran acceder a este cargo porque la nación debe tener un líder.

El primer presidente en la historia posteriormente a una intervención provisional del presidente del Consejo de Ministros, se instaura por primera vez bajo otro orden jurídico nacional Enrico De Nicola, desde el 28 de junio de 1946 hasta el 12 de mayo de 1948, lo que empezaría a registrarse como la línea de tiempo presidencial.

En consecución a ello se encuentra Luigi Einaudi, a partir del 12 de mayo de 1948 hasta el 11 de mayo de 1955, cumpliendo de forma completa la duración del período presidencial, todo bajo una ideología liberal, el cambio a esta postura fue Giovanni Gronchi instalado desde el 11 de mayo de 1955 hasta el 11 de mayo de 1962.

Consecución de la trayectoria del presidente de Italia

En esta perspectiva del análisis de la historia del presidente de Italia, se encuentra Giuseppe Saragat desde el 29 de diciembre de 1964 hasta el 29 de diciembre de 1971, surgiendo luego de un período de transición que asumió el presidente del Senado, lo que forma parte del desarrollo político del país.

El sexto presidente fue Giovanni Leone el cual ejerció desde el 29 de diciembre de 1971 hasta el 15 de junio de 1978 y su salida tuvo como motivo una renuncia, el período de tiempo faltante fue cubierto provisionalmente por el presidente del Senado, para que luego asumiera Sandro Pertini desde 1978 hasta a 1985.

En este periodo de la historia se observaron gobiernos conformados por una gran cantidad de años como constaba en ley, esto también se vio reflejado con el octavo presidente Francesco Cossiga desde el 3 de julio de 1985 hasta el 28 de abril de 1992, luego hubo un ejercicio provisional por la renuncia desde abril hasta mayo de 1992.

Seguido de este hecho el noveno presidente fue Osca Luigi Scalfaro, instaurado desde el 28 de mayo de 1992 hasta el 15 de mayo de 1999 donde ocurrió su renuncia, por ello se asumió un rol previsional del vigente presidente del Senado, hasta que llegó Carlo Azeglio Ciampi desde el 18 de mayo de 1999 hasta el 15 de mayo de 2006.

El cargo fue asumido seguidamente por Giorgio Napolitano, el cual ejerció el 15 de mayo de 2006 hasta el 15 de mayo de 2013, sin embargo, tuvo lugar a otro período asumido por el mismo, el cual inició el 15 de mayo de 2013 hasta que renunció el 14 de enero de 2015.

Debido a tal renuncia se tuvo que hacer cargo de la responsabilidad el presidente del Senado nuevamente, en cumplimiento de la ley, por al menos un mes hasta la elección del próximo, el cual es Sergio Mattarella, sería en número 12, el cual ejerce como presidente desde el 3 de febrero de 2015 hasta la actualidad.

¿Cómo se gestiona en la actualidad la figura del presidente de Italia?

Hoy en día el presidente de Italia, Sergio Mattarella el cual fue elegido y respaldado por medio de la culminación de la cuarta votación, incluso cuando solo se necesitaba la confirmación de la mayoría simple, su elección fue respaldada por 665 votos, cuando solamente necesitaba 505, es decir superó lo requerido.

Los requisitos para optar a dicho cargo hacen mención a que se necesita poseer 50 años de edad, de igual forma que no tenga impedimento alguno de sus derechos políticos y civiles, ya que este cargo conlleva una enorme cantidad de funciones sobre todo en cuanto a la importancia y las consecuencias que repercuten a la nación.

La reelección se encuentra concebida por la constitución, sin embargo, como se ha podido evidenciar solamente se manifestó este hecho en una ocasión, como lo fue con Giorgio Napolitano recientemente el pasado 2013, por lo que los italianos pueden presumir de la amplia transparencia democrática a lo largo de su historia.

Para llegar a ocupar este cargo intervienen aproximadamente 58 representantes provenientes de 20 regiones, es decir cada una se encarga de suministrar 3 candidatos, excepta una en particular que solamente puede aportar un solo candidato como es el caso del Valle de Aosta.

La preparación de las personas que aspiren a ocupar este cargo se encuentra medida por el voto de 630 diputados, junto con 315 senadores y en adición a ello 58 representantes regionales, esto se realiza en el Palazzo Montecitorio, específicamente en la cámara de Diputados, donde ejerce a plenitud el presidente de esta cámara.

De esta forma se puede observar como Italia ha mantenido un proceso político impecable en comparación de otros países, donde todo funciona con normalidad guiados por lo establecido en la carta magna, para poder garantizar el control de todo un país, lo que hasta ahora se ha realizado de manera exitosa.

Comparte esto: