Presidente de la Generalitat

Presidente de la Generalitat

Todo territorio posee formas civilizadas del ejercicio diario, por medio de sus gobernantes, así se trate de movimientos políticos, esto se puede notar bajo la figura de Presidente de la Generalitat, ya que esta es concebida como el cargo máximo del sistema de instituciones en el que se encuentra regulado la comunidad autónoma de Cataluña.

La elección de este tipo de cargo se realiza de forma democrática, bajo los movimientos autónomos e independentistas, donde también se encuentra un Parlamento que opera bajo las mismas condiciones, y la elección de este presidente se realiza mediante dicho Parlamento, diputados hasta ser nombrado por el rey.

Trayectoria histórica de la presidencia de la Generalitat

La sede instaurada para el presidente de la Generalitat es la Casa de los Canónigos, ubicada en Barcelona, España, la duración de dicho mandato se encuentra comprendido por un lapso de 4 años, además de que no hay límites impuestos para la cantidad de mandatos.

Mientras se impuso la autonomía esta paso por diversos procesos dentro de su esparcimiento, durante la preautonomía se inició un mandato por Francesc Maciá i Llussá, desde el 17 de abril de 1931 hasta el 25 de diciembre de 1933 ejerciendo funciones de un presidente como tal, aunque esta legislatura contó con dos presidentes.

El segundo presidente que compuso este proceso fue Joan Casanovas i Maristany desde 25 de diciembre de 1933 hasta 31 de diciembre 1933 bajo una actuación interina, así mismo continuó de la mano de Lluís Companys i Jover desde el 31 de diciembre de 1933 hasta el 7 de octubre de 1934, al ser detenido por la conmoción territorial.

Esta ruta independentista se vio detenida por un período de suspensión de la autonomía, frente al cual estuvo al mando Francisco Jiménez Arenas desde el 7 de octubre de 1934 hasta 10 de enero de 1935, asumiendo toda responsabilidad bajo este ambiente complicado.

En este proceso dos presidentes más tuvieron incidencia, actuando más que todo como gobernador general y el otro como interino de dicho puesto, como lo fue Manuel Portela Valladares y Juan Pich y Pon, actuando como un frente unido básicamente para atender las situaciones que se presentaban durante este proceso.

Consecución del proceso de la figura presidencial de la Generalitat

Así mismo el siguiente proceso al cual se enfrentó el presidente de la Generalitat fue la supresión de la generalidad de Cataluña, donde hubo una gran intervención del CEDA, Confederación Española de Derechas Autónomas, ya que se buscaba impedir que se detuviera la lucha y sobre todo que existiera el respeto hacia ello.

No fue sino hasta la restauración de la autonomía que nuevamente se erige el perfil de presidente, el cual fue asumido por Juan Moles Ormella, ejerciendo desde el 17 de febrero de 1936 hasta el 29 de febrero de 1936, hasta que de forma completa se instauró Lluis Companys i Jover desde la anterior fecha hasta el 5 de abril de 1938.

El traspaso de poderes entre un presidente y otro, siempre se vio marcado por la situación actual de la generalidad, porque se buscaba fundar estas iniciativas autónomas, bajo su legislatura valorando los derechos que permitían poder ejercer actividades como estas en general.

Además de los obstáculos anteriormente mencionados, se incorporó la dictadura de Francisco Bahamonde que tuvo un período desde 1936 hasta 1975, lo que condujo directamente a una etapa de exilio, esta se encontró presidida por Lluis Companys i Jover el cual fue fusilado y tomo su lugar Josep Irla i Bosch desde 1940 hasta 1954.

En relevo del anterior actuó Josep Tarradellas Joan, instalándose desde el 7 de mayo de 1954 hasta el 17 de octubre de 1977, donde fallece Francisco Franco en 1975 lo que conlleva a tener que ser reestructurada la Generalidad el 29 de septiembre de 1977, esto desde el plano externo abrió paso al Reinado de Juan Carlos I desde 1975 a 2014.

La legislatura se ubicó en una fase de Preautonomía, donde seguía al mando de Josep Tarradellas Joan, desde el 17 de octubre de 1977 hasta el 8 de mayo de 1980, para trascender hacia una fase de democracia, donde la celebración de elecciones se evidencia con mayor tranquilidad, esta empezaría a partir de dicho año hasta la actualidad.

Las consecuencias de la actualidad del presidente de la Generalitat

La democracia de 1980 fue presidida por Jordi Pujoli Soley, donde mantuvo un mandato desde el 24 de abril de 1980 bajo el aval de una minoría, hasta acrecentar su período y aceptación que lo condujo al 16 de diciembre de 2003, lo que corresponde a una instauración de largo tiempo por parte del presidente de la Generalitat.

Este fue sustituido por Pasqual Maragall i Mira, desde el 16 de diciembre de 2003 hasta el 24 de noviembre de 2006, luego fue relevado por José Montilla Aguilera, desde la fecha anterior hasta el 23 de diciembre de 2010, este rol luego fue asumido por Artur Mas i Gavarró que contó con dos mandatos, iniciando la fecha posterior hasta el 2016.

Bajo la iniciación del Reinado de Felipe VI, que tuvo como origen desde el 2014 hasta la actualidad, donde se hizo cargo de la Generalidad, Carles Puigdemont Casamajó iniciando el 12 de enero de 2016 hasta el 28 de octubre de 2017, hasta que se impuso la aplicación del artículo 155 de la constitución española.

Ante esta situación las funciones y el ámbito de actuación se vio limitado por las suspensiones impuestas, luego de ello este movimiento pudo surgir en el 2017, instalando a Joaquim Torra Pla, el cual comenzó el 17 de mayo de 2018 hasta la actualidad continúa bajo este rol, y en los últimos años se ha notado una gran cantidad de manifestaciones.

Estos nombramientos fueron basados en los artículos de la constitución española, este último titular del cargo ejerce la profesión de abogado, el cual tuvo una militancia importante dentro de esta lucho por preservar los ideales autónomos, los cuales son conocidos a nivel mundial, donde la lucha es por mantener y sentar bases independientes.

Comparte esto: