Qué es activo financiero y ejemplos

Qué es activo financiero y ejemplos

A la hora de hacer crecer una empresa son muchos los recursos que se le tienen que invertir en pro de su desarrollo, la mayoría del tiempo es necesario la adquisición de activos financieros que le permita al dueño destinar tales recursos a la financiación de la estructura económica de la empresa, generalmente por medio de la compra de elemento que ayuden a una mejor producción.

Aunque no necesariamente los activos financieros están destinados a la compra de elementos para la producción o la comercialización.

Conceptos de activo financiero, ejemplos de estos y sus características

Los activos financieros se conocen cómo título o anotaciones contables que le permite o le otorga al comprador el derecho de recibir ganancias o generar algún tipo de ingreso en el futuro por medio de estos activos y por parte del vendedor. Los activos financieros no son considerados como un activo físico a diferencia de los activos reales.

Los activos financieros no representan una contribución directa al crecimiento de la riqueza en un país. Sin embargo, a través de éstos se puede movilizar recursos económicos reales, es decir, aquellos activos que permitan incrementar la economía del negocio. Es por eso que contribuyen de forma indirecta al crecimiento de la economía.

Por otro lado, si generan un crecimiento en la ganancia tanto del inversionista como de la organización que la maneja. A través de este, ambos se sirven para cumplir sus metas financieras

Gracias a la movilidad que se les da a estos activos el comprador logra obtener una rentabilidad, renta que es provocada con la inversión que se realice. Es por eso que hay que tener mucho cuidado a la hora de administrar los activos financieros, mucho depende de ellos para que un negocio sea próspero o no.

Básicamente los activos financieros permiten que un comprador adquiere cierto derecho sobre los activos reales del emisor. Hay que también tener en cuenta que si un emisor no logra obtener lo esperado con los activos financieros el comprador también se verá afectado de esto.

Los activos financieros por lo general se refieren a dinero en efectivo, aunque no es algo exclusivo, también puede tratarse de un instrumento de patrimonio de otra empresa o a un derecho contractual.

Estos activos únicamente no tienen que estar dirigidos a la compra de alimentos que ayuden a la producción de la empresa, muchos de ellos también van dirigidos a otras empresas o a recursos de personas, siempre qué la inversión de estos activos le permita a la empresa generar en un futuro algún tipo de ingreso o en otros casos algún tipo de derecho o control de otras empresas.

Generalmente los activos financieros vienen otorgados por instituciones bancarias, las cuales ofrecen este recurso financiero por un periodo de tiempo determinado y tiene establecido por ambas partes en el momento en que se lleva a cabo el contrato, al finalizar el tiempo establecido la institución recibe el dinero que haya ofrecido junto con la ganancia que éste haya generado.

Anteriormente eran los agentes bancarios los que ofrecía este tipo de activos, sin embargo, en la actualidad toda aquella persona que cuente con el recurso económico para ofrecer un préstamo tiene derecho a ser emisor de recursos financieros que le permita a una persona, empresa o cualquier negocio comercializar con este y lograr sus objetivos, ya sea a corte, mediano o largo plazo.

Entender a lo que se refiere un activo financiero no es tarea difícil, son todos aquellos activos intangibles que derivan algún valor, como depósitos bancarios, acciones, bonos o cualquiera similar con el que se pueda reclamar a futuro algún pago, para facilitar la comprensión de estos daremos algunos ejemplos de activos financieros a continuación:

  • Bonos

    Por lo general este tipo de activo financiero va destinado a proyectos a corto plazo, pueden venir de parte de una persona, empresa o una institución pública que esté interesada en hacer crecer un negocio y al mismo tiempo recibir algún tipo de beneficio de este.

    Los bonos tienen fecha de vencimiento y cuando ésta se cumple se debe pagar el dinero inicial junto con el interés que se haya impuesto, estos intereses son acordados desde el momento que se realiza el contrato y muchas veces dependen del tiempo en el que se devolverá el dinero y del riesgo que corra el negocio.

  • Certificados de depósitos

    Los certificados de depósito son utilizados por las personas para generar ingresos a través de sus ahorros, deposita una cantidad de dinero en una institución bancaria por un tiempo establecido, este dinero va a generar mensualmente una tasa de interés garantizada.

    Por lo general, cuando las personas quieren invertir optan por esta modalidad ya que suele ser muy segura y el porcentaje de riesgo es muy bajo comparado con las inversiones que se pueden realizar por otro método.

    Los certificados de depósito pueden tener una duración a corto plazo de 3 a 6 meses o una duración un poco más larga que pueda durar 1, 3 o hasta 5 años.

  • Acciones

    Este tipo de activos financieros las partes no establecen una fecha de vencimiento determinada, pueden dura periodos de tiempo muy largo y mientras esto pase, el inversionista es acreedor de un porcentaje de las acciones de la empresa, por lo que es acreditador de las ganancias que está genere. Igualmente comparte las pérdidas en caso de que a esta no le vaya bien.

    Las acciones son activos financieros que pueden mantenerse a muy largo plazo, generalmente este tipo de compras de activos suelen generar ganancias Después de varios años, aunque también pueden ser vendidas a otros inversionistas si así se desea.

    Aunque un accionista se define como un acreedor de activos financieros de la empresa y por lo tanto un sueño más, en verdad lo que realmente posee son acciones emitidas por dicha empresa, pero es esta la que tiene y maneja los activos.

    Suponiendo que un inversionista posea el 25% de las acciones de una empresa, no quiere decir que es dueño de una cuarta parte de la empresa, lo que sí se puede decir es que este tiene el 100% de una cuarta parte de las acciones de la empresa.

    Incluso aunque un inversionista posea más acciones que otros, no tiene derecho a tomar las decisiones de la empresa o de sus activos financieros, a esto se le denomina “separación de la propiedad y el control”.

  • Prestamos

    La mayoría de la persona sabe a lo que se refiere el término de préstamo, esto puede tratarse de un acto de dar dinero, una propiedad o cualquier otro bien material tangible que en el futuro puedan generar algún tipo de rentabilidad, estamos pueden tener una duración de corto o largo plazo y en el momento que ésta se venza, se deberá entregar lo prestado junto con el interés financiero que se haya establecido.

    En caso de los préstamos que se realizan específicamente con dinero o activos financiero, este puede tratarse de una cantidad específica que se da al solicitante de una vez o también puede tratarse de una línea de crédito abierta con un límite de dinero específico o máximo con el que el receptor contara y que podrá utilizar como mejor le convenga.

    Cuando se realiza un préstamo se debe realizar antes una documentación en donde se establecen los términos de dicho préstamo, como el tiempo de devolución, la tasa de interés que generará el préstamo o cualquier garantía en caso de que el receptor no cumpla con el objetivo, no logre devolver el dinero en el tiempo acordado o le ocurra algo al bien material.

  • Línea de crédito

    Este activo financiero básicamente se trata de un tipo de préstamo al que tiene acceso un individuo hasta cierto límite, los créditos por lo general son otorgadas por el gobierno o instituciones bancarias, pero también pueden tratarse de empresas o persona que cuenten con el dinero suficiente para realizar esta acción.

    Generalmente se trata de una cuenta bancaria dónde la persona o la empresa puede utilizar todo el dinero de una o de forma intercalada hasta consumir su totalidad.

Importante que las personas que quieren manejar activos financieros cuenten con toda la información necesaria para saber realmente de lo que se trata y en lo que se está metiendo, tanto el inversor como la empresa que vaya a manejar este tipo de activo corre mucho riesgo, es por ello que, hay que contar con las herramientas y con los profesionales adecuados para manejar estos activos.

Siguiendo en esta línea podemos definir cuáles son las principales características que definen a los activos financieros, de las cuales podemos destacar tres:

  • Liquidez: cuando hablamos de liquidez podemos referirnos a la acción de generar ganancias con el activo financiero sin que esté sufra ningún tipo de pérdida, el dinero en si es el activo financiero más líquido, luego de este podemos encontrar otro tipo de liquidación como los bonos, los depósitos, las obligaciones o cualquier fondo público.
  • Riesgo: sin duda es una de las características que más destaca de los activos financieros, el riesgo viene determinado por la garantía que pueda presentar El vendedor tanto en cumplir con su objetivo como en la devolución del préstamo que se esté realizando.

    Todo préstamo tiene un porcentaje de riesgo, sin embargo, este dependerá de cuál sea la probabilidad de que el vendedor cumpla con los términos que se establezcan, cabe señalar que cuando un negocio tiene menos porcentaje de riesgo de igual manera los intereses que se cobran serán mucho más bajos.

  • Rentabilidad: la rentabilidad o el dinero que se obtenga con la compra de algún activo financiero dependerá del riesgo del negocio, todo negocio que presente un porcentaje de riesgo elevado generará muchísimos más intereses de aquellos que tengan mayores probabilidades de cumplir en el tiempo establecido con los objetivos.

    También es importante saber que la rentabilidad de un activo depende del tiempo de duración del préstamo. Los préstamos a corto plazo pueden tener ganancias mucho más bajas que aquellos que se realizan por un tiempo más largo o indeterminado.

¿Cómo se clasifican los activos financieros?

Básicamente los activos financieros se clasifican en dos, aquellos que son de renta fija y los de renta variable:

  • Renta fija: este tipo de activos financieros son aquellos que vienen emitidos por entidades públicas, empresas o el gobierno; la rentabilidad que está proporciona son mucho más bajas que cualquiera y esto se debe a qué se caracterizan por su bajo riesgo de sufrir pérdidas.

    Generalmente suelen pagar en el plazo establecido junto con el interés, la gran ventaja de este tipo de instituciones es que cuenta con un respaldo financiero bastante estable por lo que, muy pocas veces se tienen perdidas. Un ejemplo de renta fija son los pagarés emitidos por empresas.

  • Renta variable: con este tipo de activos financieros se corre un gran riesgo de perder el capital invertido, igualmente la rentabilidad es algo que no está garantizado, muchas veces con este tipo de inversión se puede perder el préstamo realizado.

    Su rentabilidad depende de muchos factores como, por ejemplo, el resultado que obtenga en cuanto a las ventas la empresa encargada de manejar el activo, también puede influir el entorno en el que se esté llevando a cabo las operaciones o el manejo que se le dé a los activos.

    Básicamente si la empresa le va bien al inversor también, ejemplo de renta variable son las acciones.

Los activos financieros también pueden clasificarse dependiendo del tiempo de vencimiento, en este caso también se dividen en dos, los activos monetarios a corto plazo y los activos monetarios a mediano y largo plazo:

  • Activos financieros a corto plazo: este tipo de activo tienen una durabilidad bastante corta que por lo general no sobrepasa el año de duración, la ventaja de esto es que el riesgo de perder el capital es bajo, pero la rentabilidad que ofrecen tampoco es muy alta.
  • Activo financiero a mediano y largo plazo: pueden tener un tiempo de duración superior al año, incluso podían llegar a durar unos 10 años o simplemente no tener un tiempo determinado, el riesgo con estos activos es alto, pero de salir todo como se espera la rentabilidad puede ser muy buena.
Comparte esto: