¿QUÉ ES COMPLIANCE?

¿Qué es compliance y por qué es importante?

Bajo la óptica de cualquier organización y empresa existe una entera obligación frente a la serie normas que rigen el medio en el cual se desempeñan funciones tanto comerciales como personales de cada una de las personas que integran estos medios, lo que se puede establecer como obedecer hacia un orden.

Dicha relación frente a ese orden se conoce como compliance, lo que contiene una enorme importancia o impacto para el desarrollo de las actividades cotidianas para no ir en contra de lo establecido y mucho menos infringir algún orden imperativo, por ello es necesario conocer todo al respecto para evitar esta situación.

Estrechándole La Mano, Apretón De Manos

Todo acerca del compliance

Para entender el significado que recae sobre compliance, lo que de antemano se conoce o denomina como cumplimiento donde se debe tomar en cuenta todos los preceptos establecidos sobre algún procedimiento que se lleva a cabo dentro de alguna organización por medio de su personal.

Realizar un cumplimiento estricto se corresponde con la oportunidad de eludir situaciones legales o pasar el límite impuesto por los reglamentos, esta tarea se encuentra cubierta estableciendo planes de organización, es decir fijar una estrategia de cómo prevenir este tipo de infracción durante la realización de actividades.

Además de que toda empresa debe tener una cobertura o un plan de acción frente a algún tipo de eventualidad por algún incumplimiento, por supuesto son situaciones que se deben evitar a toda costa, pero cuando se presentan se debe responder ante ello de la mejor manera para continuar con la misma operatividad diaria.

Por otro lado, cuando se trata de normativas, estas abarcan tanto el marco legal local de donde se ejerza la actividad comercial, pero también se debe obedecer a ese código establecido por las políticas internas, para establecer un firme compromiso con los proveedores, terceros y clientes en conjunto bajo una misma línea trazada.

Este tipo de compromisos es más que todo una cara o imagen ética por parte de la empresa, porque en este tipo de acciones es que se refleja la responsabilidad, sentando una base importante para ir creciendo en la medida del tiempo, ya que cualquiera apuesta por el progreso de una organización que se rige por código éticos y morales.

Una actuación diligente se describe a través de ejercer compliance

Una empresa con actuación eficiente frente a todo tipo de situaciones que vayan en contra de la ética o la legalidad sin duda ofrece grandes garantías para el futuro, esta actitud compliance se destaca porque también se debe ejercer un esfuerzo por procurar la prevenir de dichas situaciones y educar al respecto.

De lo contrario por supuesto hay un gran margen de exposición frente a algún hecho ilícito, frente a los cuales se responde como persona jurídica es decir la empresa u organismo, termina manteniendo responsabilidad penal y civil frente a cada uno de los actos que realicen, incluso bajo alguna representación.

Para castigar o sancionar este tipo de conductas muchas veces existen diversas estipulaciones para imponer sanciones más que todo, prevalece es la respuesta pecuniaria de gran nivel, lo que sin duda en algunas ocasiones dependiendo de la acción se puede quedar la empresa sin posibilidades de continuar operando.

Pero con este tipo de cumplimiento se pretende eludir este tipo de responsabilidad, es decir se especifica en todo momento todo procedimiento, las capacidades de actuación de cada persona, limitando cada una de las acciones con políticas internas y códigos de ética se puede marcar una diferencia o una respuesta de quién responde ante tal cosa.

Al momento de elaborar un cumplimiento de buena manera tratando de prever toda situación o por lo menos la mayoría para no quedar tan expuesto, para ello se debe trazar una observación frente a un gran abanico de posibilidades para identificar que se debe blindar porque es una larga serie de escenarios a la que se enfrenta una empresa.

De igual forma para poder prevenir se debe trazar en relación a los riesgos existentes una vía para contrarrestarlos, donde cada uno de los procedimientos que se ejecutan día a día se encuentren controlados por cualquier ordenamiento en forma de protección, fijando las formas de uso o de actuar.

Pero no basta con dejar todo escrito, también se le debe dar seguimiento a través de una supervisión realista, la que debe arrojar información útil para que sea tomada en cuenta por los directivos de la empresa para que tomen correctivos al respectivo, realizando actividades como autorías por ejemplo.

De la mano de información proveniente del seguimiento también se pueden elaborar soluciones para erradicar este tipo de situaciones, donde aunado a ello se debe educar constantemente, es trascendental que conozcan las resoluciones sobre alguna actividad, la cual siempre debe estar guiada en la normativa impuesta para ese ámbito.

Importancia de la aplicación constante de compliance

A través de un efectivo trabajo sobre el compliance, se puede lograr una gestión íntegra e impecable de cualquier empresa, al final se termina traduciendo en una imagen mucho más cuantitativa a cualquier inversor le resulta atractiva cualquier compañía seria que presente una planeación impecable de normativas.

El crecimiento se vuelve un sinónimo cuando se sigue un sendero de acciones legítimas, pero para ello es trascendental un trabajo en conjunto, es decir que cada persona se comprometa con las normativas impuestas, para que el desempeño de sus actividades diarias sea guiado bajo la prevención de no cometer alguna imprudencia ilícita.

Una imagen de actuación transparente siempre repercute en mayor obtención de clientes, esto al final es una elevación de ganancias, por ello cuando se implanta una planeación o un programa enfocado en esta intención se pretende contar con las mejores estrategias para no caer en responsabilidad penal o hasta eludir bajo políticas.

La importancia de aplicar este tipo de estipulaciones es poder mantenerse bajo una imagen operativa de mayor estabilidad, porque mientras cada acción no termine en un cese de operaciones se garantiza la continuidad efectiva de la empresa, podrá facturar más, competir más en el mercado además de crecer con amplia solidez.

Comparte esto: