¿Qué es un fondo de inversión?

¿Qué es un fondo de inversión?

A pesar de que el mercado financiero se encuentra constantemente en reformas, esto no ha hecho qué los fondos de inversión siguen siendo uno de los principales métodos de ahorro utilizado por un sinfín de personas. Son muchos los atractivos que se pueden conseguir con estos, principalmente porque a lo largo de los años las bases del mercado financiero se han vuelto más sólidas.

Diferentes cambios han hecho que los fondos de inversión están en alcance de cualquier persona interesada en invertir, ya sea que está esté dispuesta a correr un gran riesgo o no.

Los fondos de inversión y su administración

Un fondo de inversión es un bien, un capital, una propiedad o una fortuna autónoma que se encuentra separada de la sociedad administradora, está constituida principalmente por aportes realizados por instituciones o personas, los cuales se pueden denominar como participantes.

Cuando una persona va a realizar una inversión con sus fondos se aplica un determinado reglamento el cual está establecido por la ley del mercado de valores, Esto se debe a que el participante corre un cierto riesgo de pérdida de sus activos.

Los fondos de inversión se encargan de distribuir en forma de inversión de manera que los mismos proporcionan cierta ganancia, la cual será repartida entre los participantes dependiendo del número de cuotas que tenga cada uno.

Este tipo de fondo son una alternativa interesante para las personas que quieren poner sus ahorros en participación dentro del mercado de valores, de forma que estos generen un tipo de interés. Por lo general las personas que optan por este tipo de alternativas son aquellas que no conocen el medio y no saben manejarse bien dentro de él.

Dentro del mercado de valores los fondos de inversión constituyen una institución de inversionistas que ha logrado posicionarse como uno de los canales de ahorro más importantes, así uno de los principales instrumentos que utilizan las personas para invertir en el mercado de valores y poder obtener las ganancias que sí esperan.

Este tipo de instituciones están administradas por profesionales capacitados en el área de las inversiones, que cuentan con carreras y la experiencia necesaria para mover los fondos que se le proporcionan dentro del mercado con total facilidad, picando las herramientas apropiadas y las estrategias que generen buenas ganancias.

Cuando un fondo de valores no cumple con la ley o no se sujeta a esta como debe ser, corre el riesgo de sufrir una suspensión y la fiscalización por parte de las autoridades competente que supervisa el sistema financiero, todo esto está establecido en la ley del mercado de valores.

Los administradores de los fondos de inversión son denominados con las siglas (SAFIS) sociedades administradoras de fondos de inversión, estas también son conocidas como sociedad gestora. Este tipo de sociedades posee un capital separado de aquel que utiliza para realizar las inversiones en el mercado de valores, es por eso que llevan diferentes contabilidades separadas.

La forma de trabajo en la que las sociedades administradoras de los fondos de inversiones realizan las inversiones son llevadas a cabo de manera propia, básicamente son unos intermediarios entre los participantes y el mercado, estos intentan invertir el capital de sus participantes de forma estratégica poniendo una balanza adecuada entre la rentabilidad y el riesgo de pérdida.

El personal administrativo de estas entidades no se dedican únicamente administrar los fondos dentro del mercado, esto también se encarga de realizar un proceso de selección de los participantes que aceptaran dentro de su institución, esto lo hacen dependiendo de los bienes o el capital que estos ofrezcan como inversión.

Hay que tener en cuenta que para formar parte de este tipo de fondos de inversión es necesario contar con un capital que tenga un valor apropiado para servir de inversión en algún proyecto que los administradores crean adecuado, la idea de esto es poder hacer negociaciones en donde ofrezcan estos valores como inversión y poder sacar el mayor fruto de ellos.

A la hora de elegir un fondo de inversión es importante estar al tanto de que éste se encuentre registrado en el mercado de valores. Asimismo, que posea la autorización adecuada para poder funcionar y manejar el activo, de no ser así lo más probable es que el valor que se haya puesto a su disposición termine resultando en perdida.

¿Qué es la diversificación de riesgo y una cuota de participación?

Una de las cosas que más caracteriza a los fondos de inversión es que estos utilizan una denominada cartera diversificada de valores con la cual poseen un fondo de inversión o otros activos cuales utilizan para los riesgos y de esta manera poder disminuir cualquier tipo de pérdida de alguna inversión mal realizada.

Esta cartera diversificada de valores funciona de manera que el capital de los participantes no es invertido en un mismo negocio, sino que es distribuidos de forma estratégica en diferentes inversiones por si alguno sale mal no se pierda todo el capital del participante.

Estás inversiones igualmente son realizadas en diferentes áreas económicas y para diferentes emisores, de manera que si en alguna de las áreas la inversión no da el fruto que se espera es posible que en el otro sector sí y este puede recompensar de alguna manera la pérdida que se haya tenido con la otra inversión.

Como ya se mencionó los administradores de estas entidades buscan poder encontrar un balance entre la relación de riesgo y la rentabilidad del activo. Los administradores utilizar las herramientas que sean necesarias para que los participantes puedan obtener al final lo que en comienzo esperaban.

Las cuotas de participación representan el aporte que un inversionista realiza a una institución de este tipo, que a su vez representa un pequeño porcentaje en el capital del fondo de inversión, mientras más alto sea el valor aportado por cada participante más porcentaje corresponderá al total del fondo.

Tipos de fondos de inversión

A la hora de invertir existe un amplio número de fondos de inversión en el mercado que se clasifican dependiendo de las características del mismo. Generalmente para las personas particulares la inversión no represente un interés, ya que se puede correr un nivel alto de riesgo de pérdida, es por esta razón que a la hora de elegir una forma de inversión hay que conocer primero la política de cada uno de ellos.

Los tipos de fondos de inversión se pueden clasificar según la vocación inversora que tenga el participante, el riesgo que esté dispuesto a correr y la situación económica que posea. A continuación, presentaremos los diferentes tipos fondos de inversión:

  • Los fondos de renta fija: Estos son aquellos en donde los fondos se invierten en su mayoría en activos de renta fija, los cuales pueden ser bonos, pagarés, letras u obligaciones; en este tipo de fondos de inversión por lo general el plazo de tiempo que se da para realizar el reembolso de los activos suele ser muy corto, la mayoría del tiempo no supera los 18 meses.

    Dado que el tiempo de reembolso es corto los riesgos que se corren con este tipo de fondos de inversión suele ser bajo, pero las ganancias que se puedan obtener del mismo también es baja, en algunos casos incluso podría llegar a ser negativa.

  • Fondos de renta variable: este tipo de fondo invierte la mayoría de su capital en renta variable, en donde se establece un período de devolución mucho mayor que en los fondos de renta fija, gracias a esto la rentabilidad que se obtiene de los mismos puede ser muy generosa pero los riesgos que se corren también se incrementan en mayor medida.

    Con los fondos de renta variable suele establecerse subcategorías que vienen dadas dependiendo del país en el que se esté realizando la inversión, igualmente las características del mismo pueden cambiar.

  • Fondo de renta mixtos: en estos fondos se utiliza una variación en donde el patrimonio o el capital invertido puede ser de renta fija una parte y la otra de renta variable. Dicho capital también puede ser invertido en diferentes áreas del mercado, de manera que se logre una estabilidad entre riesgo y rentabilidad, pudiendo así lograr recuperar cierta parte de la ganancia que se pueda perder en inversiones que no salgan bien.
  • Fondos de renta globales: este tipo de fondos son aquellos en donde no se establece de manera fija cuál es su método de inversión o la política del mismo, de forma que éste no se caracteriza o expresado en una mejor forma, no logra encajar en ninguno de los fondos de inversión ya mencionados

    Se caracterizan principalmente porque tienen la libertad desde un comienzo en no fijar un estipulado del capital que van a invertir en la renta variable y la renta fija, tampoco establecen cual será la moneda que se manejará o la distribución geográfica en la que se llevará a cabo la inversión, es por esto que se denominan fondo de renta globales.

    En este tipo de fondos es posible que el riesgo de pérdida sea bastante elevado y a su vez las ganancias también.

  • Fondos garantizados: son fondos que le permiten al inversor establecer o asegurar que el dinero invertido sea reembolsado en su totalidad o una parte de esta en una fecha determinada.

Muchos fondos de inversión parecen garantizados cuando en realidad no lo son, para que esto se cumpla debe tener ciertas características establecidas desde un comienzo.

Cómo lograr elegir un buen fondo de inversión

Como todos los fondos de inversión poseen características distintas y a su vez cada una conlleva cierto riesgo, es necesario antes de elegir el tipo de fondo que se utilizará hacer un análisis de la situación y estudiar a fondo todo lo relacionado tanto a cada una de ellas como a las circunstancias personales. Lo más adecuado es realizar dos tipos de análisis:

  • Determinar los objetivos personales que se quieren alcanzar: hay que tener claro cuáles son las ganancias que se esperan generar con la inversión que se realizará, también hay que tener presente que este tipo de ganancia dependerá de la cantidad de riesgo que se esté dispuesto a correr y del tiempo en el que se espera recibir el reembolso del capital.

    Cada uno de estos puntos va de la mano, ya que no se puede esperar recibir una ganancia alta cuando no se está dispuesto a correr mucho riesgo o cuando se espera que la inversión sea retribuida en un lapso de tiempo corto, sí sabe que hay tipos de fondos en los que es posible obtener el capital en un tiempo mínimo, pero por lo general estos no suelen tener intereses altos.

    Si lo que se espera es poder generar ingresos buenos ingresos es necesario ceder un poco en el tiempo y en el nivel de riesgo que se tome.

  • Determinar el fondo o el que si quiere trabajar: como ya se conoce cuáles son los tipos de fondo que se pueden manejar, es preciso analizar las características de cada uno de éstos y determinar cuál de ellos se adapta a las expectativas personales que se quieren alcanzar.

    Para que el fondo logró adaptarse a las expectativas hay que tener en cuenta ciertos puntos, como lo son:

  1. El perfil de riesgo: aquí podrá establecer qué tan riesgoso o no puede ser el fondo de inversión que elija, hay que tener en cuenta que sin importar qué tan atractivo puedo hacer la inversión siempre se va a correr un nivel de riesgo considerado.
  2. Tiempo esperado: sin importar el tipo de fondo que feliz hay que tener en cuenta que siempre recomendable mantener la inversión durante un período de tiempo determinado de manera que se puedan concretar los objetivos en los que se haya invertido, aunque ya se sabe que algunos fondos tienen periodos de tiempo muchísimo más largos a los que el inversor puede aspirar.
  3. Comisiones: un punto que hay que tener muy en cuenta a la hora de elegir el fondo de inversión, ya que alguno puede no ser el adecuado para la rentabilidad que se espera obtener.
Comparte esto: