donde-meten-los-empresarios-la-mercancia-que-no-venden

QUÉ HACEN LOS EMPRESARIOS CON LO QUE NO VENDEN

¿Dónde meten los empresarios todo lo que no venden?

¿Nunca te has preguntado qué pasa con la mercancía que no se logra vender? ¿Dónde meten los empresarios todo lo que no venden? No es difícil adivinar a donde va a parar aquella mercancía que no logra ser vendida. Muchas veces esta acaba en almacenes, siendo un gran desperdicio económico para la empresa.

Sin embargo los empresarios conocen diversas maneras para evitar que se acumule esta mercancía muerta, así como estrategias para deshacerse de ella, y te las mostraremos en este artículo.

La mercancía muerta

Cuando hablamos de mercancía muerta nos referimos aquella parte del inventario que no ha sido comprada por algún cliente y se ha quedado estancada en nuestra tienda, suponiendo una pérdida para nosotros. La manera más común de salir de esta mercancía que no logra ser vendida, es realizar una liquidación de los productos, no obstante, eso puede significar también una pérdida de dinero.

Lo mejor es optar por el inventario cero para evitar quedarse con mercancía almacenada, y de esta manera también se reduce coste en mercancía que puede quedarse estancada sin saber cuánto tiempo puede tardar en ser vendida. Además, de esta manera se lleva una gestión más eficiente dentro del negocio.

¿Qué tomar en cuenta?

Los empresarios por lo general mantienen un almacén donde guardan los productos que no han podido vender, pero no se quedan con ellos.

En algunos casos recurren a intercambio comerciales con otras empresas, incluso pueden ofrecerse como forma de pago de alguna transacción o incluso puede utilizarse como premios de algún concurso. Esa mercancía nunca se desperdicia.

Si tienes un almacén lleno de mercancía que no se vendió, es evidente que tu sistema de comercio no está funcionando del todo bien, por lo que debes modificarlo.

En ese sentido, hay que lograr conocer que es lo que le interesa al público en el momento, una buena manera de lograr esto es utilizando las redes sociales e interactuando con ellos.

Al subir post sobre tus productos puedes medir la reacción de tus clientes para lograr determinar qué es aquello que les interesa y de igual manera puedes preguntar por medio de tus redes y obtener respuestas más directas a esto.

Asimismo, la presentación del producto es muy importante, y recuerda siempre que lo que no se muestra no se vende. Si tienes mercancía estancada en tu tienda física, sácala para que los clientes logren verla y haya más posibilidades de que la compren.

De igual manera, busca subir post de tus productos en aquellas horas más concurridas de las redes sociales, y ten en cuenta que estas deben ser de buena calidad y con una edición y descripción llamativa. Recuerda también la importancia de los hashtag para conseguir mayor alcance.

Estrategias para lograr vender más rápido la mercancía

  • Un buen plan de venta contingencia

Para este es imprescindible la realización del estudio de mercado que te mencionábamos anteriormente. Hay que anticipar cualquier sobre-inventario que se pueda dar para dar un plan el cual minimice pérdidas.

  • Prueba redes sociales y e-commerce

Si tus productos no logran ser comprados mediante tu tienda física, pues no te desanimes, también puedes abrir una tienda online para vender la mercancía u ofrecerla en páginas de ventas. Asimismo, las redes sociales son una herramienta útil para promocionar tus productos

  • No te desesperes

Puede que el hecho de que la mercancía no salga te tenga con un dolor de cabeza terrible, pero no debes dejar que nadie lo vea. Mostrar esta debilidad puede llegar a hacerte perder puntos en una negociación, así que no sucumbas ante las presiones y presenta tu producto como si no se tratase de mercancía estancada.

  • No caigas en los descuentos tan pronto

Y este es uno de los peores errores que puedes cometer, puesto que afectará directamente en las utilidades y no será una manera adecuada para resolver el problema, puesto que hay ciertos productos con los que aunque se ofrezca una buena oferta, no significa que se estimulará la compra.

Y aquí volvemos de nuevo al punto de estudiar el mercado y conocer al cliente para crear buenas medidas de contingencia. Puedes utilizar un distribuidor, promociones como: “Compra este producto y tienes la oportunidad de ganar una cena”, o “Por la compra de este producto recibes un descuento en este otro”.

Comparte esto:

Deja un comentario