Qué no es necesario ponerse en una boda: 10 delitos de estilo que los invitados deberían evitar – Moda

[ad_1]

No hay ocasión más desafiante que una boda en cuanto a la vestimenta. Queremos ser nosotros mismos y, sin embargo, debemos ser el 20% más elegante, 20% más ordenados.

estábamos completamente fuera de nuestras zonas de confort en cuanto a qué estilo elegir, pero algunos de nosotros hemos ido a muchas bodas y hemos aprendido de nuestros errores. aquí están los 10 más comunes:

  1. utilizar blanco o negro
    Victoria Beckham deja el Hotel Hassler después del matrimonio de Katie Holmes y Tom Cruise (2006).
Victoria Beckham deja el Hotel Hassler después del matrimonio de Katie Holmes y Tom Cruise (2006).
Fotografía: Getty Images

Blanco porque es, estrictamente, el color de la novia (el beige se puede utilizar). negro porque parecerá a pobre de la fiesta de Moda. No elija neón u otros tonos cegadores, sobre todo si toma fotos.

  1. el abrigo equivocado
Ashley Roberts (2019)
Ashley Roberts (2019)
Fotografía: Getty Images

No cometas el error de llevar a cualquiera abrigo viejo. Debe estar en «chaqueta de cóctel» (con un corte práctico y en tejido satinado [normalmente casacos a três quartos]), o un abrigo falta de colores claros (Funciona mejor con una prenda más larga). No piense, el mismo día de la boda: «Voy a poner los últimos retoques con una bufanda», ya tendrá uno. mira parecido a un «sábado por la noche en el jardín exterior de un bar». Si eres Cresida Bonas [ex-namorada do príncipe Harry, com um estilo muito casual chic], puedes llevar una bufanda. Sino, necesita un abrigo elegante (No estamos hablando del tipo de abrigo que llevamos para ir del sitio A al sitio B sin coger el frío, sino más bien como el estilo de abrigo de Camilla Parker Bowles), o, si no hace demasiado calor, un pelaje cálido. abrigo o un cuello de piel.

  1. llevar ropa corta
Sophie Turner en la boda de Kit Harrington y Rose Leslie (2018).
Sophie Turner en la boda de Kit Harrington y Rose Leslie (2018).
Fotografía: Getty Images

Kate Moss fue con pantalón corto a una boda, componiendo el conjunto con blazer, pero estamos hablando de Kate Moss. Y, sinceramente, sospechamos que quizás, en retrospectiva, se hubiera lamentado de no llevar un traje casual de Galliano. piezas cortas – a menos que seamos muy jóvenes y vivaces – no tienen el 20% de elegancia requerido.

La buena noticia es que ahora puedes llevar prendas largas de ropa a una boda y no parecer que te has unido a un culto. Las prendas largas ese día son normales, sobre todo si la boda está al final del día. Si decide ir en esa dirección, tenga cuidado de no llevar ropa demasiado florida.

Evite los cuellos demasiado encajados en los bordes, los cuellos altos o las mangas con cogote (independientemente de cómo guay puedes encontrar a Susie Bicks con sus trajes de la marca Vampire’s Wife), o aplicaciones de organza (que hay muchos en las tiendas). También es importante reafirmar que la ropa larga no es para todos. Simplemente no funciona con algunas personas y en muchos menos de 40 años.

  1. saltos absurdos
Street style en París (2020)
Street style en París (2020)
Fotografía: Getty Images

Tenga en cuenta el tipo de suelo: a graba, El césped, el terreno donde estacionará el coche. Casi nunca está en un terreno seguro en una boda, así que es mejor pensarlo dos veces a la hora de decidirte por el calzado. Completamente fuera de duda son: botas, zapatos de ballet y mulas (un 20% demasiado casual), mientras que las estilete o los tacones gatito son totalmente impracticable cuando hay hierba.

Lo que nos queda es lo microsaltos (siempre que no sean demasiado delgadas), el tacones cuadrados (precioso con una correa en el tobillo) o fiables sandalias de tacón de plataforma, que tienen la ventaja de humedecer el suelo y añadir algo de firmeza al aspecto.

  1. parece demasiado casual
Estilo de calle (2016)
Estilo de calle (2016)
Fotografía: Getty Images

Elige uno vestido de corte sesgado con a cardigan es una garantía de que te sentirás como si estuvieras puesto tu camisón. Las bodas son eventos de exposición. Estamos a plena luz del día, caminando por el pasillo de una iglesia (quizás) y sentados frente a unos desconocidos por una comida de tres platos. No es como una fiesta en la que nadie se dará cuenta de tus zapatos o el rasgado de la tela bajo tu brazo. Después de haber pasado el día antes en pánico por los suyos aspecto, la gente seguro que lo notará, así que cuanto más elegante y entrelazado sea su vestido, mejor le irá el día.

  1. una mala maleta
Estilo callejero (2020)
Estilo callejero (2020)
Fotografía: Getty Images

No lo arruines escogiendo el tuyo maleta negra grande, ya gastado, al salir a la boda. Algunos de nosotros odian las carteras pequeñas y frágiles, pero son necesarias y hay un montón de mini bolsas con asa para elegir que se pueden poner fácilmente debajo del brazo. Simple.

  1. Demasiado MOTB (madre de la novia – madre de la novia)
Cara Delevingne con James Cook y Derek Blasberg en la boda de la princesa Eugenie (2018).
Cara Delevingne con James Cook y Derek Blasberg en la boda de la princesa Eugenie (2018).
Fotografía: Getty Images

a menos que tengas un El fabuloso vestido de falda-abrigo de Chanel, probablemente no querrá seguir por esta ruta (aunque una falda sin combinar el abrigo puede funcionar). No utilice pantalón (a menos que tengas un hecho vintage Ossie Clark en crep). Puedes llevar un mono fluido si es muy chic, con la parte inferior ancha y muy larga, y no algo que se asemeja a las noches de Ibiza.

Una vez compré un monos glamurosos para utilizarlo específicamente en bodas, pero cada vez que se presenta un evento de estas características tengo la sensación de que enviaré el mensaje de que «Estoy intentando ser más guay que tu boda», y todo lo que realmente quiero es llevar un traje hermoso.

por qué complicarse cuando un vestido es tan sencillo? Un traje floral, por debajo de la rodilla o incluso más larga, y que puede tener mangas largas, es romántico y fluido, es atractivo sin ser demasiado justo. Este tipo de traje tiene la palabra boda escrita por todas partes.

  1. Ser llamativo (en ambas direcciones)
Estilo de calle (2019)
Estilo de calle (2019)
Fotografía: Getty Images

Una boda no es una ocasión para un vestido de dos prendas cintura desnuda, lentejuelas o zapatos con piedras preciosas de imitación incrustada. Las gafas de sol como declaración de moda se ven geniales, pero sácalas en la iglesia, de lo contrario se verán un poco «no sé».

  1. demasiado maquillaje
Lady Gaga en la Met Gala 2019.
Lady Gaga en la Met Gala 2019.
Fotografía: Getty Images

EL maquillaje ligero siempre es la mejor opción para bodas. Tenemos luz del día y queremos parecer fresco y no un aire de club. si no lo utiliza nunca pintalabios rojo, una boda matinal en su iglesia parroquial no es el mejor momento para probarlo.

  1. Sombreros que llaman la atención
La princesa Beatrice en la boda de Mike Tindall y Zara Philips (2011).
La princesa Beatrice en la boda de Mike Tindall y Zara Philips (2011).
Fotografía: Getty Images

Cuanto más cerca estés de la novia o el novio, mayor puede ser tu sombrero (si no en familiar cercano, es decir, si no estás sentado en los asientos delanteros, resiste «antenas parabólicas» – bloqueará la vista de los demás invitados en la iglesia). Dicho esto, quizás prefiera prescindir del sombrero ancho; la idea es tener un punto, no convertirse en una curiosidad.

En cuanto a la sombreros pequeños, son oficialmente para olvidar, como eran prohibido en el recinto real en Ascot. No se deje tentar con un sombrero «trilby» (más masculino, que se diferencia del modelo «fedora» por su visera más corta), un sombrero panamá -demasiado asociado a la playa- o complementos florales para el cabello, salvo que sea de damas de honor y es menor de 12 años.

Shane Watson / The Telegraph

Traducción: Carla Pedro



[ad_2]

Source link

Comparte esto:

Deja un comentario