QUÉ SON LOS COMPLEMENTOS SALARIALES

Qué son los complementos salariales

Los complementos salariales, son los montos cancelados conjuntamente con el salario, para así formar la estructura salarial de los trabajadores. La cantidad así como su fijación se realizan a través de los contratos colectivos o por acuerdos individuales. Logrando conformar, la percepción total del salario.

Teniendo en cuenta que estas retribuciones económicas, son determinadas a las circunstancias de cada caso en particular.

Existe una gran variedad de complementos, los cuales pueden ser fijados por la función del puesto de trabajo (cantidad y calidad) o por complementos personales. Su principal característica es que su creación debe ser causal y es voluntaria entre las partes involucradas.

Cuáles Son Los Tipos De Complementos

Los complementos salariales varían de acuerdo a su origen, entre los que podemos encontrar los siguientes:

  1. Los complementos personales: son aquellos que están relacionados con la negociación colectiva o el contrato personal de trabajo, que no forman parte del salario base acordado.  Allí se ubican la antigüedad, idiomas, conocimientos especiales y especie, entre otros, que detallamos a continuación
  • Premio por antigüedad de servicio: corresponde a un complemento que se cancela por los años de servicios que tenga el trabajador en una misma empresa. Este beneficio es cancelado por acuerdos establecidos en las convenciones colectivas. En cuanto al monto a cancelar dependerá de los establecidos en el acuerdo, sin embargo, normalmente es un porcentaje  aplicado al salario base que devenga cada trabajador.

De existir varios contratos de trabajos de forma continua, se considerará la antigüedad desde el primer contrato realizado. También se considera antigüedad, el tiempo que se designó dentro de la empresa para realizar práctica,  formación y el período de prueba. Siempre y cuando mantuviera la continuidad en las actividades realizadas dentro de la empresa por parte del trabajador.

  • Complementos de Idiomas y Titulo Especiales; se origina del conocimiento específico del trabajador, el cual repercute directamente en su desempeño laboral. Este complemento normalmente se pierde una que el trabajador es cambiado de puesto o de cargo.
  1. Complementos por razón de trabajo realizado; tiene su origen en la causa de las características del trabajo y como se debe realizar las funciones que le competen al puesto. Allí encontraremos las siguientes condiciones:
  • Plus por toxicidad,  peligrosidad, penosidad o semejantes: son las remuneraciones que recibe un trabajador de acuerdo a las funciones del puesto de trabajo, donde se consideran la toxicidad, periodicidad y peligrosidad del cargo, entre muchas otras. Aquí se considera las exigencias que requiere el puesto de trabajo para cumplir a cabalidad con las tareas asignadas.

Este tipo de complemento es necesario, que se realice de forma habitual  y no excepcional. Aquí se considera que el riesgo para desarrollar el trabajo es superior a las habituales, vale decir, que se toma el riesgo real y no el potencial.

  • Los complementos de calidad y cantidad; son todas la remuneraciones que percibe el trabajador, de acuerdo a la calidad o cantidad de trabajo realizado. Para la asignación de este complemento se debe realizar un estudio minucioso de todas las actividades realizadas por el trabajador. Considerando el mejor desempeño del trabajador o su productividad, mediante incentivos por horas extras, por puntualidad o productividad.
  • Por trabajo nocturno; se debe considerar la jornada de trabajo entre las 22:00 y las 06:00 horas. Es calculado aplicando un porcentaje sobre la hora del salario base o mediante cantidad a tanto alzado.
  • Por festividad; este complemento se utiliza cuando se debe cumplir una jornada de trabajo en un día festivo. Donde se considera festivo o feriado lo establecido para todo el ámbito nacional, según la Ley.
  • Complemento por la actividad o función desempeñada; esta retribución, se origina por la particularidades que exige el puesto de trabajo.
  1. Complementos en especie: es la remuneración que se percibe en especie, es decir, la que es distinta al dinero.  entre las más utilizadas tenemos. Alojamiento, asignación de coche, vehículo o moto, vivienda, entre otras.
  2. Por razón de la situación y resultado de la empresa; normalmente se origina por, la decisión de la empresa de hacer copartícipe a sus empleados en el funcionamiento económico de la empresa. La razón es tratar de integrar al trabajador que de alguna manera está relacionado con la situación y resultado de la empresa.

Se calcula de acuerdo al porcentaje de la productividad de la organización, donde se acostumbra, alguna convenciones colectivas tienen criterios para calcular este beneficio. Los más importantes complementos de este tipo son los siguientes:

  • Complemento por beneficios: en las últimas jurisprudencias se considera en una verdadera participación de los beneficios que pueda tener la empresa. Aun cuando, existen algunas dudas, en algunos casos puntuales donde tiene carácter fijo como una tercera gratificación.
  • Participación en el Capital de la empresa; este complemento permite al trabajador poder tener acciones de la empresa

Aplicación Y Consolidación De Los Complementos Salariales

Los complementos salariales, por su forma de aplicación, plantean una disyuntiva en cuanto a su aplicación, una vez adoptado. Si son exigibles por el trabajador a pesar de que varíen las condiciones iniciales del contrato o puesto de trabajo. Vale decir, si es procedente o no mantener dichos compromisos.

Para poder establecer, si es posible la consolidación o no del complemento, es necesario verificar lo que se acordó, ya sea en la convención colectiva o en el contrato individual del trabajador. Sin embargo, en este sentido la normativa  y jurisprudencia, establecen algunas consideraciones o pautas a seguir:

Cuando se trata de complementos salariales fijados de acuerdo a la situación personal del trabajador, se aplicará la condición de consolidación. Sólo no se realizará, si el contrato establece lo contrario. Salvo excepción de los complementos de conocimiento o titulación, ya que, su permanencia varía si se realiza cambio de puesto, por lo tanto, la empresa no está obligada a mantener el beneficio.

En el caso, de los complementos salariales, establecidos de acuerdo al puesto de trabajo o la situación económica de la empresa. No son consolidables, sólo se considerará si se acordó con la empresa con anterioridad.

En cuanto al resto de los complementos, la normativa legal, no ha previsto, decisión alguna, por lo tanto, se considerará que son consolidables. Siempre y cuando se trate de características propias del trabajador

Comparte esto: