Quien realiza una Auditoría Laboral

Quién realiza una auditoría laboral

Antes de comentar sobre las personas encargadas de realizar la actividad como tal vamos a describir de qué se trata una auditoría laboral. Esta comprende el análisis profundo de la empresa con el fin de identificar posibles problemas laborales.

Este análisis se realiza mediante el estudio de la documentación e información aportada por la empresa y concluye con un informe final de la situación real de la empresa para lograr el cumplimiento de las obligaciones laborales y de seguridad social.

Resultado de imagen para auditoria laboral ejemplo

Importancia de una Auditoría Laboral

Se tiende a considerar que la auditoría laboral interna no es tan importante como aquella que tiene como objetivo revisar los libros contables o controlar los inventarios y asegurar así los activos más directos de la empresa.

Sin embargo, un informe positivo en la auditoría laboral interna refleja un buen funcionamiento de los engranajes más importantes de la empresa, aquellos que harán que esta siga creciendo y aumentando su beneficio. Además, este tipo de auditoría es crucial para evitar multas y denuncias derivadas de la mala gestión en materia de contratos, algo que podría resultar muy costoso para la empresa.

A diferencia de otras situaciones, no existe obligación legal de realizar una auditoría laboral, sin embargo, es realmente importante realizarla de forma voluntaria por los siguientes motivos:

  • Para prevenir posibles conflictos laborales.
  • Para evitar responsabilidades del empresario.
  • Para evitar sanciones administrativas.
  • Para aprovechar las ventajas de la correcta aplicación de la normativa laboral.
  • La auditoría laboral es primordial y muy buena para una efectiva toma de decisiones.
  • Para la negociación de una compraventa, fusión o absorción de empresas

Son ventajas y razones suficientes para plantearse llevar a cabo una auditoria laboral, que conviene se realice por un profesional independiente que no tenga interés en manipular el resultado de la auditoría.

Naturalmente la empresa debe facilitar cuanta documentación se le solicite y tenga en su poder, sin ocultar nada y con transparencia, pues en caso contrario la auditoría sería inútil.

La finalidad de este tipo de auditoría es valorar los posibles riesgos, contingencias y otras situaciones que pueden existir en materia laboral y de seguridad social para adelantarnos a futuras sanciones que se puedan producir como consecuencia de inspecciones de trabajo.

Es importante tener en cuenta las posibles sanciones a las que su empresa puede enfrentarse por el incumplimiento de la legislación en materia laboral y de seguridad social, hay que intentar evitarlas acatando la normativa vigente.

Igualmente, es importante que la empresa valore los riesgos que tiene en su empresa en relación a los temas laborales y de seguridad social y ponga en marcha mecanismos para solucionar los mismos.

En definitiva, la auditoría laboral, como cualquier otra auditoría interna, es un proceso que sirve para que la empresa pueda medir su propia eficacia, además de asegurar el cumplimiento de sus propias normas. Que todo esto se haga correctamente significaría que la empresa ofrezca confiabilidad dando el máximo beneficio posible.

Resultado de imagen para que profesional realiza la auditoria laboral

La figura del Auditor

El auditor es un profesional cuya característica principal es conocer sobre las leyes lo cual conlleva a que debe ser un abogado especialista en derecho laboral, quien sería el autor de la auditoría interna, aunque esta también puede ser llevada a cabo por una persona con conocimientos técnicos suficientes.

La empresa deberá asegurarse de que el auditor tenga todos los datos que considere necesarios, esto con la finalidad de que pueda entender la situación real con todos los detalles positivos y/o negativos.

Así, al final de la auditoría interna, el auditor deberá redactar un informe concluyente donde determine el grado de eficiencia empresa y si está cumpliendo con todas las normas necesarias. Si se ha encontrado con alguna irregularidad en el proceso, esta misma debe ser expresada en el informe final de auditoría.

Dicho auditor deberá tener la facultad y el conocimiento suficiente para, una vez presentado el informe final, recomendar los pasos a seguir para solucionar cualquier irregularidad o falla presentada.

Características de la Auditoría Laboral

Estudio y análisis de los aspectos laborales de la empresa.

El auditor analizará de forma detallada la situación actual del cumplimiento de las obligaciones laborales y de seguridad social de la empresa. Eso se logrará a medida que el auditor vaya reconociendo, en tiempo real, si la empresa está cumpliendo con las normas.

La auditoría debe realizarse por profesionales independientes a la empresa.

Es imperativo que la persona que audita a la empresa no forme parte de la misma, ya que podría surgir una falta de objetividad en cuanto a la elaboración del informe, el cual es de sum importancia que sea objetivo.

Debe ser una auditoría sistemática.

Es sistemática porque los resultados no se basan en el azar, al contrario, surgen como consecuencia del análisis minucioso, ordenado, planificado por el propio auditor. Análisis que debe generar una fiabilidad y una relación causa-efecto muy acertada.

Debe ser una auditoría objetiva.

No se puede fundamentar un informe en simples apreciaciones, lo que no excluye que por parte del auditor se manifiesten, de acuerdo con su profesionalidad y experiencia, sugerencias que puedan ser determinantes para, de una manera clara y concisa, se tomen las mejores y más provechosas medidas.

Deben aplicarse técnicas de revisión y verificación.

Dichas técnicas no han de ser impuestas por el propio auditor, sino que deben basarse en normas y metodologías ya definidas.

Debe ser de utilidad para todas las empresas.

Como se ha mencionado, siempre es una buena decisión, por parte del empresariado, realizar auditorías internas laborales. Sea cual fuera la naturaleza de la misma.

Se realiza, normalmente, cuando haya una venta de la empresa.

La auditoría laboral se realiza cuando existe la posibilidad de adquisición de la propia empresa por otra, lo que quiere decir que al hablar de contratas o subcontratas, aparece la necesidad de que el interesado deba conocer si la otra parte está al corriente del pago de sus obligaciones fiscales y de seguridad social.

Así como estar al día en el cumplimiento de sus obligaciones con los trabajadores.

Comparte esto: