Trabajar para una empresa extranjera

Trabajar para una empresa extranjera: ventajas y desventajas

Trabajar para una empresa extranjera puede suponer ciertas complicaciones, pues son muchas las que contratan personal para que trabaje con ellas, pero sin movilizarse al país donde se encuentre la empresa, siendo un trabajo de comunicación por internet.

Trabajar así para una empresa extranjera puede suponer de ciertos problemas legales. Igualmente, para una empresa contratar empleados extranjeros deberá cumplir con ciertos requisitos, los cuales variarán de acuerdo al país de origen de dicha empresa.

Las empresas extranjeras representan el 2% del tejido ...

Requisitos para trabajar en una empresa extranjera

Trabajar para una empresa extranjera supondrá una solicitud a todo tipo de documentos, y esto variará de acuerdo a la modalidad de trabajo de cada empresa, pues las hay que contratan a personas extranjeras, pero permitiéndoles quedarse en su país de origen.

Así mismo, hay empresas extranjeras que contratan extranjeros que se encuentren en el país de origen de la empresa. Como un ejemplo de esto, se puede tomar Chile, donde sus grandes empresas tiene trabajadores no solo de nacionalidad chilena, sino venezolana y demás.

Se debe tener en cuenta, en primer lugar que hay ciertos países que imponen en sus leyes el número de trabajadores extranjeros que puede tener una empresa, siendo en Chile el 25% de los trabajadores.

En cuanto a los requisitos que se solicitan tenemos el documento migratorio acompañado de un documento que autoriza a los empleados a realizar ciertas actividades, por lo que su trabajo en la empresa será de acuerdo a este último documento.

También es necesario que la  persona a emplear cuente con una constancia de empleador de extranjeros, la cual se puede solicitar en el Instituto de Migración de cualquier país. Se debe tener en cuenta que estos requisitos cambiarán de acuerdo a cada país.

Finalmente, la empresa deberá contar con una autorización que le permita emplear a personas extranjeras, así como deberá cerciorarse de que el documento migratorio de la persona a emplear esté vigente.

Ventajas de trabajar en empresas extranjeras

Sin importar la modalidad del trabajo (sea presencial o no), las empresas extranjeras tienen la ventaja de contar con una buena paga a las actividades que desempeñan sus empleados, sin embargo, este es un factor que variará de acuerdo a las actividades asignadas.

Al ser empleado por una gran empresa extranjera para movilizarse al país donde ésta opera, significa una oportunidad de conocer un nuevo país y una nueva cultura. Esto brinda una oportunidad de conocer otras formas de realizar el trabajo que se desempeñará.

Muy ligado al anterior, cuando nos movilizamos para trabajar con una empresa del exterior, de acuerdo al país que vayamos, se tendrá la oportunidad de aprender el idioma local y sus costumbres.

Trabajar para estas grandes empresas aportará más valor a la hoja de vida, dando la oportunidad de que otras grandes empresas deseen contratarnos pues perciben la imagen de una persona preparada y con experiencia en otros mercados.

Viajar constantemente para probar nuevos cargos de trabajo podrá brindar la oportunidad de conocer cada vez a más personas de otras empresas. Con esto, podremos aprovechar el vínculo para ganar conocimiento y experiencias para futuros trabajos con otras empresas.

Desventajas de trabajar en empresas extranjeras

Al ser de un país de origen distintos, son muchos los documentos y recaudos actualizados y vigentes que las empresas deben solicitar a sus trabajadores, así como debemos contar con pasaporte e identificaciones vigentes.

A pesar de que las empresas extranjeras ofrecen buenos puestos de trabajo y buena paga, el mayor inconveniente de trabajar fuera es estar lejos de la familia y de los amigos, siendo las redes sociales el único medio por el que se mantendrá el contacto.

Así mismo, la irnos de nuestro país de origen tendremos que adaptarnos a nuevas leyes, normas sociales, un nuevo ambiente, costumbres distintas y a un ambiente distinto al que conocemos.

A pesar que de que esto pueda ser frustrante en ocasiones, nos brinda la oportunidad de salir de nuestra zona de confort y aprender a comunicarnos con nuevas personas, siendo esto parte de un proceso largo.

A pesar de que esto no es muy frecuente, al trabajar en grandes empresas extranjeras podemos enfrentarnos al rechazo o a ser juzgados por los empleados locales de dicha empresa. Así mismo, es posible encontrarnos con actitudes hostiles.

También es posible que, al trabajar a la par de un grupo de personas grande, nuestro trabajo sea más difícilmente notado y reconocido. En estas ocasiones la competencia es mucho mayor.

A pesar de ser una gran ventaja de las grandes empresas, el pago puede tornarse un problema; al trabajar mucha gente en estas empresas, el pago del sueldo puede retrasarse e incluso puede darse la situación de que olvidan realizar el pago.

De igual forma, la comunicación en estas empresas puede verse limitada al tratarse de una estructura amplia y compleja, notándose menos comunicación entre personas de diferentes áreas y departamentos.

Beneficios de trabajar en grandes empresas extranjeras

Las grandes empresas extranjeras son una gran fuente de oportunidad para aquellas personas que desean crecer profesionalmente, por lo que entre sus beneficios podemos destacar la oportunidad de crecer dentro de la misma empresa.

Al desempeñar un buen trabajo, la empresa lo toma en consideración para ascender de puesto a sus mejores trabajadores. Así mismo, estas empresas extranjeras les brindan un buen sueldo, prestaciones, vacaciones y utilidades a todos sus empleados.

Además de ser una buena opción económica, estas empresas cuentan con seguros de vida para sus empleados y con préstamos personales (por ejemplo, para aquellos que deseen comprar un carro o una casa).

Finalmente, al traer personas extranjeras a trabajar con ellos, muchas de estas empresas brindan cursos de capacitación para las distintas actividades y áreas que se desarrollan dentro de la misma.

Estos cursos con la intención de ayudar al personal a mejorar en las actividades que desempeñan, de manera que la empresa tenga más efectividad en el mercado gracias a la labor desempeñada por sus empleados, ayudándolos también a crecer profesionalmente.

Comparte esto: